Economía y Sistema Financiero

A la baja: Banxico corrige expectativa del PIB 2014 entre 2.3% y 3.3%

En cuanto a riesgos al alza para la inflación, el banco central identificó una posible descomposición en los mercados financieros internacionales con su consiguiente afectación al ajuste cambiario local.

21-05-2014 13:15 Por : Arena Pública
"La parte más importante de la desaceleración posiblemente ya se dio", señaló el gobernador Carstens.

El Banco de México (Banxico) realizó su primer ajuste a la baja para el crecimiento del producto interno bruto (PIB) al cierre del 2014, con un rango de entre 2.3% y 3.3% desde el anterior de entre 3.0% y 4.0%.

El gobernador del banco central, Agustín Carstens, informó que la Junta de Gobierno decidió bajar la predicción pues "es nuestra perspectiva que la parte más importante de la desaceleración posiblemente ya se dio y lo que deberíamos esperar hacia adelante es un crecimiento más vigoroso" pero a pesar de ese optimismo los datos del primer trimestre sugieren apropiada esta reducción, señaló el gobernador durante la presentación del primer informe trimestral de la institución en el presente año.

Con el ajuste a la baja, la expectativa del Banxico se coloca por debajo de la aún vigente pronóstico del gobierno federal que es de 3.9% al cierre de año y que probablemente sufrirá un ajuste a la baja este viernes después de la presentación oficial del PIB del primer trimestre por parte del INEGI. El debate es qué tanto bajará y qué significa en términos del segundo trimestre.

Con su anterior expectativa, Banxico mantenía su rango por encima y por debajo de la expectativa oficial, por lo que el actual ajuste podría anticipar que el de la Secretaría de Hacienda pudiera ser también de semejante profundidad, luego que el consenso del mercado y hasta el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) han considerado que 3.0% al cierre de 2014 sería una anticipación más apropiada.

En cuanto a la perspectiva inflacionaria, Carstens indicó que "desde un principio nosotros sabíamos" que los choques en precios relativos -los provocados por la reforma fiscal- tienen un impacto que con el tiempo se diluye, lo que no afecta la dinámica de precios a mediano y largo plazo. Al ser efectos transitorios, por lo tanto, no se amerita un ajuste a la política monetaria y ni siquiera sería recomendable, destacó el banquero central, someter a la economía al proceso de ajuste a través de la tasa de interés cuando el aumento de inflación es probable que se revierta antes de tener efectos por las medidas de política monetaria.

 

A FONDO: Lea aquí la presentación ejecutiva del Informe Trimestral de Banxico, el primero de 2014.