Negocios

Cambio de mandos en AMMPAC, en busca de reciprocidad con EU

En medio del cambio de mandos en la Asociación Mexicana de Mensajería y Paquetería AC (AMMPAC) que ahora encabeza Adriana Valadez, las empresas de este sector del transporte privado que genera ventas anuales por 20 mil millones de pesos, esperan que el gobierno federal pugne por la reciprocidad necesaria para catapultar su actividad a tasas de crecimiento de dos dígitos.

19-05-2014 08:17 Por : Arena Pública
En la AMMPAC, que encabeza Adriana Valadez, las empresas de este sector generan ventas anuales por 20 mmdp.
En la AMMPAC, que encabeza Adriana Valadez, las empresas de este sector generan ventas anuales por 20 mmdp.

Desde 2008 la industria de la mensajería y la paquetería sufrió un descalabro en sus operaciones; sin embargo los últimos seis meses ofrecieron una perspectiva más alentadora con una dinámica de crecimiento de 11%. Empresas como Estafeta, que preside Jans Grimm, y Redpack a cargo de Francisco Rodríguez Chapa, encabezan ante la Secretaría de Economía las mesas de trabajo organizadas por el gobierno federal para consultar sobre la trascendencia de las negociaciones ante el gobierno de Estados Unidos en busca de la reciprocidad del comercio y las inversiones en la zona del TLCAN.

Hasta ahora la compra de Multipack, que encabeza Gilberto García, por parte de Federal Express bajo la dirección de Jorge Torres, demostró que las compañías de origen estadunidense están dispuestas a defender el grupo de apenas tres empresas que en cada continente controlan la mayor parte de los mercados. Valadez, una ejecutiva que se integró a la firma Estafeta hace un par de años con experiencia previa en el mercado del autofinanciamiento -específicamente en Autofin de Juan Antonio Hernández– buscará la continuidad de los esfuerzos gremiales de un sector que protagoniza una de las más cruentas batallas frente al capital extranjero.

Ildefonso Guajardo, titular de la Secretaría de Economía, ha manifestado a estas compañías su preocupación por la conservación de empleos y el crecimiento de la innovación mexicana. En las negociaciones multilaterales para reabrir el capítulo del transporte terrestre, que desde la gestión de Luis Téllez permanece pendiente, las empresas mexicanas han manifestado las asimetrías que aún padecen las compañías del país.

Incluso el presupuesto que el gobierno de Barack Obama había destinado para el plan piloto acordado para la transición de los servicios bilaterales de movilización de carga entre México y Estados Unidos, vía terrestre, fue cancelado. Ante la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE) que lleva Alejandra Palacios, ya tienen algunos antecedentes de la concentración de mercado e influencia económica que se genera a partir de la presencia de las dos grandes firmas estadunidenses de mensajería y paquetería: UPS y FEDEX; por supuesto compañías que siguen a la caza de nuevas adquisiciones en mercados de América Latina. Además, el Programa Nacional de Infraestructura 2014-2018, habría ignorado obras neurálgicas en el sector aeroportuario para la industria de la mensajería y paquetería como es el caso de la ampliación de la pista del aeropuerto Ponciano Arriaga en San Luis Potosí.

 

MÁS INFORMACIÓN: Transporte y mensajería, la agenda pendiente con EU, nota de Arena Pública de febrero 21 de 2014.