Empresas y Empresarios

Deloitte, por el mercado de la ética y la reputación

16-05-2014 08:12

El problema radica en que estas tendencias se reflejan directamente en el nivel de rotación del personal en las compañías y, por supuesto, en la pérdida de capital intelectual en el que se invierte.

En México, la denuncia que más se presenta a la banca es el hostigamiento con 14% del total de las incidencias Agrandar
En México, la denuncia que más se presenta a la banca es el hostigamiento con 14% del total de las incidencias

El área de Riesgo Empresarial de la firma Deloitte en México se encuentra a cargo de Juan Manuel Torres, un experto en auditoría que desde hace ocho años se encarga de los servicios que esta firma -una de las cuatro grandes en materia de contabilidad y asesorías fiscales- ofrece a empresas mexicanas.

Ahora, en medio de la crisis de reputación que viven algunos bancos, los sistemas integrales de ética que desarrollan las compañías a través de sus Comités de Auditoría cobran mayor importancia.

Daños patrimoniales, daños al capital humano y daños al patrimonio, son algunas de las áreas donde las empresas se ocupan de construir barreras para prevenir riesgos que pueden involucrar millonarias multas.  En el mundo, de acuerdo con los estudios y los sistemas de reclamos desarrollados por Deloitte, 52% de las denuncias presentadas en las empresas corresponden a daños al capital humano vinculadas con las conductas que dañan a las personas, al ambiente de trabajo y reputación de una persona o a un grupo de empleados.

Este tipo de denuncia constituye 52% de las acusaciones registradas mientras que los daños al patrimonio representan 43%.

En México, la denuncia que más se presenta es el hostigamiento con 14% del total de las incidencias, seguida por el abuso de autoridad con 12%. En tercer lugar se encuentra el fraude con 11% del total de las denuncias, seguido por el conflicto de interés con 8%.

Hasta ahora, sin embargo, la Ley del Mercado de Valores no contempla la obligación de que las compañías públicas constituyan los comités de ética que analicen la evolución de los riesgos corporativos.

Han sido las exigencias de la Ley Sarbanes Oxley las que han impuesto a compañías mexicanas la necesidad de ofrecer resultados en materia de gobierno corporativo.

Así, en México el fomento de prácticas éticas es todavía un reto para muchas compañías. Los sectores con una mayor incidencia a daños en el patrimonio son construcción y bienes raíces, energía y recursos naturales que, por la naturaleza del negocio, trabajan de manera coordinada con una gran cantidad de proveedores de los cuales depende su operación. Una situación similar se presenta en la industria de servicios financieros que ya se estudia como un caso especial por el manejo de valores monetarios y por el gran nivel de denuncias por fraudes y sobornos.

 

A FONDO: Conozca más sobre los servicios de Riesgo que ofrece Deloitte en México.

Comentar