Gobiernos y Finanzas Públicas

Peña Nieto logró controlar el ominoso gasto corriente del pasado: SHCP

14-05-2014 08:25

Una de las primeras acciones al inicio de la administración de Enrique Peña Nieto fue emitir el Decreto de Austeridad que tiene por objetivo hacer un gasto eficiente de los recursos.

“Sí hubo menos gasto pero en donde no queremos gastar”, señaló el subsecretario. Agrandar
“Sí hubo menos gasto pero en donde no queremos gastar”, señaló el subsecretario.

Durante la presente administración se logró controlar el gasto corriente del gobierno federal por primera vez en los últimos años y en particular, el gasto de nómina, sostuvo el subsecretario de Egresos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Fernando Galindo Favela, en entrevista con Arena Pública cuando se le cuestionó por qué durante el primer año del gobierno se registró el gasto presupuestario más bajo desde 1995.

“Sí hubo menos gasto pero en donde no queremos gastar, que son los gastos de operación y se controló el gasto en servicios personales” señaló el subsecretario, quien calificó el abuso de este rubro como ominoso y doloroso.

Galindo Favela explicó que la prioridad del gobierno de Enrique Peña Nieto es el gasto social y el gasto de inversión por lo que el 26.4% del gasto programable se destinó a este último rubro, lo que representó un crecimiento del 15.6% en términos reales respecto del último año del gobierno a cargo del Partido Acción Nacional, mientras que el gasto corriente tuvo un crecimiento menor de 1.6%.

“No hubo una disminución del gasto público, de ninguna manera” afirmó categórico. “Había preocupación en torno a que la administración previa hubiera dejado el ejercicio del gasto atado a algunos candados, los cuales habrían sido muy difíciles de deshacer”, admitió el subsecretario en entrevista.

El subsecretario de Egresos explicó que para detonar el crecimiento económico hacia el 2014, el gobierno federal se recargará en la iniciativa privada, con quien buscarán hacer una mancuerna a través de alianzas público-privadas para detonar proyectos incluidos en el Plan Nacional de Infraestructura.

Mediante la construcción de obras como el tren México-Toluca, México-Querétaro, el Tren Transpeninsular, el tren ligero de Guadalajara y el metro de la ciudad de Monterrey, entre otras, se estima incrementar entre 1.8 y 2 puntos porcentuales el crecimiento económico del país.

En 2013, explicó el subsecretario, "se ejercieron cuatro billones y la economía ya no puede avanzar más. De acuerdo con el presidente Enrique Peña Nieto, si tenemos un presupuesto de 7.7 billones en los próximos tres años vamos a crecer 1% más”.

 

MÁS INFORMACIÓN: El gasto público no es el principal motor de la economía: Fernando Galindo Favela, entrevista de Arena Pública de mayo 14 de 2014.

Comentar