Empresas y Empresarios

Slim y Gil Díaz se enfrentan en cabildeo por Ley Telecom

25-04-2014 12:01

Los presidentes de las dos compañías de telefonía móvil más grandes de México, Telcel y Telefónica, iniciaron una guerra epistolar mediante su trabajo de cabildeo ante el Congreso, a través de la cual pretenden asegurar que sus intereses queden plasmados en la legislación secundaria en materia de telecomunicaciones que actualmente se discute en el Senado.

Gil Díaz justifica su incompetencia personal para manejar Telefónica con supuesta falta de competencia, acusa Telmex. Agrandar
Gil Díaz justifica su incompetencia personal para manejar Telefónica con supuesta falta de competencia, acusa Telmex.

Hoy por la mañana, Teléfonos de México (Telmex) -propiedad de Carlos Slim Helú- envió un comunicado a la prensa donde sostenía que el presidente de Telefónica en México, Francisco Gil Díaz, justificaba su incompetencia personal para manejar la empresa con una “supuesta falta de competencia”.

Se trata de la respuesta a una carta que Gil Díaz envió al Senado, donde desmentía punto por punto una serie de argumentos que el director general de Telmex, Héctor Slim, envió al Congreso a fin de rebatir las regulaciones que le impone la legislación secundaria a las empresas de su padre. Además, el exsecretario de Hacienda durante el sexenio de Vicente Fox denunció barreras de entrada al mercado de las telecomunicaciones por parte Telcel y Telmex.

Telmex aseguró que Gil Díaz “ha presionado sistemáticamente a los reguladores mexicanos para reducir las tarifas de interconexión” y puntualizó que cuando las tarifas finalmente se redujeron, el presidente de Telefónica demandó por mil millones de dólares al gobierno mexicano “por considerar que la regulación en materia de interconexión del país viola el Acuerdo para la Promoción y Protección Recíproca de Inversiones entre México y España”.

Por su parte, el presidente de la española en el país denunció, entre otras prácticas monopólicas, que Telcel cobra más caras las llamadas que hacen los usuarios de otras empresas a usuarios de su red, y que AOL optó por salir del mercado de internet mexicano cuando no pudo competir con los “desorbitados” precios de Telmex, servicio al cual sus competidores no pueden hacer frente porque la empresa de los Slim las ata al servicio de línea de telefónica fija.

Además, negó que en 1997 Telmex haya interconectado a competidores como Alestra o Avantel para que pudieran prestar servicios de telefonía de larga distancia pues, aseguró Gil Díaz, la empresa limitó su interconexión a “un puñado de ciudades”, tardó  nueve meses en hacerlo y, a la fecha, no ha otorgado la interconexión en por lo menos la mitad de las zonas de marcación local.

En su carta, Gil Díaz, no sólo denunció barreras de entrada a los competidores de Telmex y Telcel, sino que acusó a las empresas de Slim de ser las que menos han invertido en el país en comparación con otras del sector y sostuvo que la Cámara Nacional de la Industria de Telecomunicaciones por Cable (Canitec) tiene documentos que lo prueban.

 

A FONDO: Lea aquí la carta de Francisco Gil Díaz al Senado.

MÁS INFORMACIÓN: El potencial del mercado mexicano es enorme: Francisco Gil Díaz, entrevista de Arena Pública de enero 14 de 2014.

Comentar