Empresas y Empresarios

Wal-Mart aún suspira por la banca

Por ahora Banco Wal-Mart no podrá recibir transferencias internacionales desde las tiendas de su filial en Estados Unidos, esa es la condición para comenzar a avanzar en los servicios financieros.

22-04-2014 09:43 Por : Arena Pública
Con más de cuatro mil tiendas en Estados Unidos, Wal-Mart controlaría una de las redes más importantes de contacto con clientes bancarios.
Con más de cuatro mil tiendas en Estados Unidos, Wal-Mart controlaría una de las redes más importantes de contacto con clientes bancarios.

Desde hace más de una década, el gigante de las ventas al detalle en Estados Unidos, Wal-Mart, busca que las autoridades de su país autoricen sus operaciones en el negocio bancario. Sin embargo, el escándalo develado en 2012 por el diario The New York Times, en torno a prácticas poco éticas dirigidas a obtener autorizaciones para la instalación de tiendas en diferentes regiones del país, habría frenado el ímpetu de los abogados de la compañía para seguir buscando una licencia bancaria.

En México, en cambio, las autoridades de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público autorizaron años atrás la operación del Banco Wal-Mart, lo que constituyó un buen precedente para el grupo estadunidense en su camino para demostrar que el negocio del consumo de bienes puede convivir sin problemas con el bancario.

Pero en Estados Unidos, analistas y grupos de consumidores, así como activistas opinan diferente y han exigido a su gobierno y a sus congresistas que mantengan fuera a esta compañía del sistema de pagos.

En 2010, sin embargo, la compañía que aquí dirige Scott Rank, logró la compra de Green Dot, una compañía que le administra las tarjetas de débito que otorga a sus consumidores. Después, otra alianza con American Express confirmó que Wal-Mart no abandonaría su proyecto de ingresar al negocio del dinero.

Con más de cuatro mil tiendas en Estados Unidos, Wal-Mart controlaría, frente a las dimensiones de la banca, una de las redes más importantes de contacto con clientes bancarios. En México, sucedió lo mismo con Banco Wal-Mart que prácticamente no ha invertido en sucursales sino en módulos que se han insertado en sus tiendas. Además, la cadena de restaurantes que operaba y vendió al Grupo Alsea también se transformó en un poderoso brazo para captar recursos.

De hecho, uno de los puntos que se platica con Grupo Alsea es el cobro de comisiones para mantener esa red. Por ahora, Banco Wal-Mart no podrá recibir transferencias internacionales desde las tiendas de su filial en Estados Unidos, lo que ha dejado tranquilos temporalmente a los directivos de Western Union que tienen en México a uno de sus principales mercados. Wal-Mart tendrá que sujetarse a operaciones locales en transferencia de efectivo y registrar toda la información de sus clientes. Esa es la condición para comenzar a avanzar en los servicios financieros.

MÁS INFORMACIÓN: En EU, sin licencia bancaria, Wal-Mart experimenta en mercado de transferencias.