Empresas y Empresarios

Geo, una compleja conciliación

HSBC, Banorte Santander, Inbursa y BBVA Bancomer, así como algunos tenedores de bonos colocados en el extranjero, presentaron pruebas que avalan la necesidad de que GEO inicie un proceso de concurso mercantil.

22-04-2014 09:33 Por : Arena Pública
GEO y sus principales acreedores, antes de llegar a las instancias judiciales, platicaron las condiciones de una reestructura que debería ser rápida.
GEO y sus principales acreedores, antes de llegar a las instancias judiciales, platicaron las condiciones de una reestructura que debería ser rápida.

Bajo el número de expediente 216/2014, la Corporación GEO, que preside Luis Orvañanos Lascurain, demandó, junto con algunos de sus acreedores y ante el Juzgado Sexto de Distrito en Materia Civil, el concurso mercantil con el cual tendrá un plazo máximo de un año para llegar a un acuerdo con sus acreedores. El juez responsable del proceso es Enrique González Meyenberg, experto en derecho corporativo, y quien recibió también las pruebas de acreedores de GEO que se sumaron a la demanda.

Se trata, sin embargo, de un proceso con el que se busca alcanzar un plan de reestructura previo y abandonar rápidamente esta situación jurídica. En otras palabras, GEO y sus principales acreedores, antes de llegar a las instancias judiciales, platicaron las condiciones de una reestructura que, bajo esos términos, debería ser rápida.

Sin embargo, en el pasado, otras reestructuras pactadas previas al Concurso Mercantil han tomado otros caminos. Allí está el caso de Hylasal Mexicana, que dirige Jorge Antonio García Fernández. Otro ejemplo es el del Grupo Vitro, que ahora encabeza Adrián Sada Cueva y cuya reestructura se complicó ante los candados a los que tenían que sujetarse las emisiones de deuda, tanto locales como internacionales. Para GEO, de acuerdo con el abultado expediente presentando ante el Juzgado Sexto en Materia Civil, la conciliación a cargo de Tomás S. Heather, especialista en fusiones y adquisiciones, será clave para que la constructora vuelva a ingresar al círculo de los subsidios y de la autorización de proyectos por parte de la Sociedad Hipotecaria Federal y, por supuesto, de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

Con este caso, la banca pone en práctica uno de los cambios aprobados para la Ley Federal de Concursos Mercantiles, en la cual se establece ahora la posibilidad de que los acreedores, previo acuerdo con la empresa que demanda el concurso, seleccionen al conciliador. Para el Instituto Federal de Concursos Mercantiles (Ifecom), que encabeza Griselda Nieblas, es una derrota y un paso atrás en la misión de este organismo constituido, precisamente, para impulsar el desarrollo de especialistas en concursos mercantiles. La experiencia de Mexicana de Aviación también demostró que los jueces o los conciliadores no pueden buscar ampliaciones eternas a procesos que tienen como límite un año. No más.

Así que para GEO y sus acreedores comenzó la cuenta regresiva. Ya Orvañanos recibió el reproche de sus acreedores que se vieron obligados a conocer el desaseo contable y desorden administrativo en el que incurrió la compañía; la clave -según los abogados que siguen el caso- será que no se encuentren en el camino de la conciliación muertos en el clóset. Por ahora, las autoridades judiciales no consideraron necesario nombrar a un visitador, dados los acuerdos preliminares con los acreedores.

MÁS INFORMACIÓN: Se acoge GEO a concurso mercantil; espera ganancias significativas hacia 2017.