Gobiernos y Finanzas Públicas

Mayor fraude de Oceanografía si Pemex no hubiese actuado, advierte Lozoya

En una reunión de trabajo ante el Legislativo, con formato idéntico al de una comparecencia, los titulares de Pemex y la PGR revisaron el caso de Oceanografía y el presunto fraude a Banamex con implicaciones para la pararestatal. Durante tres rondas de preguntas que sumaron 17 intervenciones, donde se reiteró la incredulidad de que el fraude de la firma de Amado Yáñez haya pasado inadvertido por las distintas estructuras no solo del banco afectado, sino de la petrolera mexicana, los funcionarios presentaron opiniones e información general de un caso que, desde temprano, se determinó como clasificado.

10-03-2014 20:02 Por : Arena Pública
Pemex no tenía por qué involucrarse con los documentos falsificados, al ser un acuerdo estricto entre el banco y la empresa contratista, aclaró Lozoya.
Pemex no tenía por qué involucrarse con los documentos falsificados, al ser un acuerdo estricto entre el banco y la empresa contratista, aclaró Lozoya.

Ante diputados de las comisiones de Energía y de Medio Ambiente y Recursos Naturales, así como de dos comisiones especiales, el director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin así como el procurador General de la República (PGR), Jesús Murillo Karam, defendieron el actuar de la paraestatal y el gobierno federal en torno del caso de presunto fraude de la empresa Oceanografía. Lozoya aseguró que tal fue la relevancia de Pemex en el caso que, de no haber actuado, el fraude habría sido de mayor dimensión.

Murillo Karam, por su parte, pidió a críticos conocer más sobre el caso para no hablar con imprecisión, aunque destacó que el papel de la PGR fue en defensa de empleados afectados de Oceanografía, con un lento actuar jurídico para asegurar un caso sólido que no permita ser rebatido en tribunales, en donde se habrá de actuar hasta las últimas consecuencias.

En su discurso inicial, el director de la paraestatal señaló que los acontecimientos recientes vinculados a Oceanografía no han afectado la operación diaria de Pemex y desde el primer momento la paraestatal colabora con la PGR para aportar elementos de juicio para la persecución y castigo de los presuntos delitos cometidos; cada uno de los miles de contratos de Pemex se sujetarían a normatividad y la actividad de la paraestatal es vigilada constantemente con auditorías de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y el órgano interno de control de la Secretaría de la Función Pública, en las que se arrojan resultados positivos y, cuando hay irregularidad, se procede a sanción.

En su oportunidad, el procurador Murillo Karam aseguró que ante las primeras alarmas de operación irregular de Oceanografía contra Banamex, la PGR actuó rápido y con prudencia en el caso, aunque de haber actuado como se hace normalmente, aclaró, se habrían remitido responsabilidades, solicitado órdenes de aprehensión y dañado a 11 mil trabajadores. La empresa fue asegurada para seguir funcionando, garantizando el trabajo y salario de trabajadores, con lo que Pemex no sufrirá menoscabo en su operación y sus acreedores adicionales tendrán una opción de salida. "Estamos retrasados en la fijación de resposabilidades pues una consignación amerita sustento en evidencia plena y creíble",  de modo que la consignación procedente no sea rebatida y provoque la libertad de responsables. "Después de esto es poco lo que tengo que decir", dijo el procurador.

En la primera ronda de preguntas, Juan Bueno Torio, del PAN -exdirector de Pemex Refinación en la administración de Vicente Fox- comentó que es inquietante cómo este caso salió a la luz por información de Citibank y no de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, además de cómo fue que Banamex validó el contenido de 217 facturas falsas, "es evidente que Oceanografía no actuó sola".

Mario Cuevas Mena, del PRD, pidió establecer los lazos del caso con los expresidentes Vicente Fox y Felipe Calderón, por lo que exigió una explicación clara en la aparente red de tráfico de influencias en Pemex, en lo que llamó la organización de delincuentes de cuello blanco que llevaba Vicente Fox y "sus parientes".

Ricardo Mejía Berdeja, de Movimiento Ciudadano, señaló que es un tema de colusión de servidores públicos, lavado de dinero, simulación de actos jurídicos y, en resumen, delincuencia organizada. Solicitó, además, que no se trate de una cacería de brujas sobre funcionarios de las administraciones panistas -aún si lo merecen, aclaró- sino una verdadera investigación de la profunda corrupción en la paraestatal.

Lilia Aguilar Gil, del PT, cuestionó a Lozoya cómo no se dio cuenta de las irregularidades en el caso de Oceanografía e, incluso, por qué se siguieron asignando contratos a la firma con adeudos ante el IMSS, el Infonavit y una baja calificación de riesgo en EU.

En respuesta, Lozoya apuntó que Pemex propuso (y ya fue aprobada) la creación de una dirección de Procura y Abastecimiento, para la adquisición de bienes y servicios y contratación de obra general, con el objetivo de hacer una mejor captura de información y análisis de proveedores, que contribuirá a la transparencia de su operación; explicó que a meses del inicio de la actual administración se analizaron las empresas contratistas en cuanto a su proceso, desempeño, tiempo y calidad de entregas, donde se detectó recurrencia en atrasos y mal desempeño de Oceanografía, por lo que se le penalizó e inhabilitó contratos futuros. Si Pemex no hubiese actuado, el presunto fraude habría sido mayor, recalcó.

En cuanto a la verificación de las estimaciones irregulares -o facturas, como fueron referidas por varios legisladores- aclaró que Pemex no tenía por qué involucrarse con los documentos falsificados, al ser un acuerdo estricto entre el banco afectado y la empresa contratista.

Finalmente, al ser cuestionado sobre los nombres específicos de los dueños, accionistas mayoritarios y gestores de Oceanografía, Lozoya mencionó como dueños a Amado Yáñez Osuna, Energy Group Mexico, Grupo Aknuuk, Inmobiliaria Amadgez, Alberto Duarte Martínez y Carlos Daniel Yáñez Osuna; por sus ejecutivos críticos, destacó a Martin Díaz Álvarez, Pedro Ruiz Gallegos, Gustavo Azcárate Padilla, Hermilo Escobedo Obrador y César Augusto Guevara Alemán; en su Consejo de Administración, además de otros nombres ya mencionados, se encuentra Oiver Fernández Mena.

Las conclusiones del procurador fueron que se deben precisar los conceptos y prosiguió a una relatoría de los hechos: Citibank no ha denunciado en el extranjero, sino que reportó en la bolsa de Estado Unidos lo que la Controlaría de Pemex ya había denunciado en 2013; por otro lado, no hay facturas falsas, sino estimaciones de contratistas. El 10 de febrero de 2014, dejó claro Murillo Karam, se presentó una querella de Banamex en Tabasco, denunciando el robo de documentos por parte de un empleado propio, momento en que intervino la PGR; así es como inició el caso público, apuntó.

La respuesta más contundente de la PGR, concluyó, es el aseguramiento de Oceanografía y "llegaremos hasta donde sea necesario; detendremos a quien sea culpable, esté donde esté".

 

A FONDO: Lea aquí las respuestas del director de Pemex a preguntas formuladas por diputados, entregadas antes de la comparecencia.

OPINIÓN: ¿Qué tan lejos llegará el caso de Oceanografía?, columna El Observador de marzo 7 de 2014.