Empresas y Empresarios

Rápida integración de Blockbuster con Elektra

A diferencia de otras adquisiciones que han sido objetadas por la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), la compra de Blockbuster por parte del Grupo Salinas, directamente del Grupo Elektra, se presentó sin problemas.

04-03-2014 09:38 Por : Arena Pública
Aún no cobran intereses sobre los recargos por no entregar a tiempo una película; eso no tardará mucho.
Aún no cobran intereses sobre los recargos por no entregar a tiempo una película; eso no tardará mucho.

En México, la competencia en el mercado de renta de videos presenta un perfil peculiar porque prácticamente desparecieron los competidores de la firma. Videovisa, que presidía Eduardo El Bayo Legorreta, fue, alguna vez, el único competidor de cuidado. De hecho, la empresa que se colocó en la Bolsa Mexicana de Valores con un valor de 152 millones de dólares llegó a controlar más de mil 700 tiendas bajo el amparo de Televisa, que preside Emilio Azcárraga, cuando la renta de videos todavía era un buen negocio.

Al tiempo, Blockbuster sobrevivió y la competencia -con todas sus letras- es la piratería, lo que la exime de ser un jugador con poder dominante. Paradójico.

Dicen quienes conocen el estilo de Salinas Pliego de apostar su dinero en una adquisición, que la firma de renta de películas y videos es un negocio altamente rentable; muchos de los locales en los que operan son propios, lo que convierte a la operación en una inversión inmobiliaria y de alta plusvalía en mercados de segmentos A y B. Desde ahora, Elektra giró instrucciones de suspender la venta de productos que no tienen una buena rotación como es el caso de los juguetes de conceptos asociados a las películas; la venta de libros podría estar en el mismo camino mientras aún no se presenta la irrupción de consolas de juegos de video.

Sin embargo, quien visita una tienda de Elektra sabe que ya el espacio está dispuesto. El equipo del piso de ventas está conociendo el negocio; se tomó la decisión de cambiar por completo y contratar personal nuevo. Todavía no se acostumbran a saludar a cada cliente que llega pero, poco a poco, instalan un nuevo estilo en las tiendas de la firma.

Por cierto, aún no cobran intereses sobre los recargos generados por no entregar a tiempo una película o un juego de video. Eso tampoco tardará mucho si se siguen las políticas del Grupo Elektra.

 

MÁS INFORMACIÓN: Va Salinas Pliego por segmento "A", nota de Arena Pública de enero 15 de 2014.