Empresas y Empresarios

EchoStar, más allá de la guerra Dish-Televisa

En Estados Unidos, EchoStar -vinculada con el gigante de la industria satelital Hughes, que preside Charlie Ergen- observa con mucha preocupación el diferendo entre las grandes empresas con operaciones en el sector mexicano de las telecomunicaciones.

25-02-2014 09:41 Por : Arena Pública
El negocio de EchoStar, además de los servicios satelitales, se encuentra en la venta de sus decodificadores.
El negocio de EchoStar, además de los servicios satelitales, se encuentra en la venta de sus decodificadores.

A principios de este mes, Ergen -conocido en el sector bursátil por hablar poco a sus accionistas- informó a los inversionistas de EchoStar que se mantendrían al pendiente de la legislación secundaria para el sector de las telecomunicaciones en México. El presidente de EchoStar, socio de MVS Telecomunicaciones en Dish México desde 2008, refirió también la importancia de que las autoridades en materia de telecomunicaciones nacionales ratificaran el derecho constitucional que garantiza la retransmisión de las señales de televisión abierta a través de sistemas de cable y de televisión directa al hogar vía satélite, precisamente como en los que invierte EchoStar.

Para el empresario estadunidense y, a manera de presión, la obligación must offer y must carry consagrada en la reforma de las telecomunicaciones, garantiza la rentabilidad de inversiones que se hicieron bajo la expectativa de que estos cambios fueran realidad para garantizar la competencia en la industria de la televisión de paga.

La adopción de esta legislación representó para EchoStar la certeza de que podría llevar servicios de televisión satelital a millones de hogares que antes tenían prohibido este servicio ante las tarifas tan altas. La firma de servicios satelitales que, por cierto, busca replicar el modelo de negocios de Dish México, que resultó tan exitoso en Brasil, anunció que al confirmarse el esquema must offer y must carry invertiría en un segundo call center en México.

Las inversiones para esta infraestructura se concretarían en Morelia, Michoacán, una región en donde las autoridades de la Secretaría de Gobernación, a cargo de Miguel Osorio Chong, buscan incrementar la generación de empleo formal en un intento por disminuir los niveles de violencia en el país.

Lo interesante de los planes de negocio de EchoStar es que en Brasil, por ejemplo, intentó incrementar su presencia en el mercado de televisión de paga en asociación, precisamente, con América Móvil de Carlos Slim, que en Sudamérica persigue el mismo objetivo con Claro. En Brasil, el ambiente también está en sus temperaturas más altas a unos meses de la Copa Mundial de Futbol.

Por cierto, el negocio de EchoStar, además de los servicios satelitales, se encuentra en la venta de sus decodificadores, como ya quedó confirmado en México. Para alimentar la demanda, el gigante estadunidense ha tenido que integrarse verticalmente y sus participaciones accionarias en compañías como Dish México han sido resultado de la aportación de servicios y decodificadores. Al cierre de 2013, según información de EchoStar, la venta de decodificadores digitales para Dish México representó 36.9 millones de dólares contra los 58 millones de dólares del 2012. Pero lo que no queda claro en los números al mercado de valores de Nueva York (vía el Nasdaq, en donde cotiza EchoStar) es cómo Telmex -vía el acuerdo “comercial” con Dish- habría financiado los convertidores de la señal de EchoStar.

La firma estadunidense también reporta las cuentas por cobrar de Dish México que pasaron de 11.6 millones de dólares en 2012 a 3.5 millones en 2013.

 

MÁS INFORMACIÓN: Dish sería filial de Telmex desde 2008, revela contrato, nota de Arena Pública de febrero 21 de 2014.

MÁS INFORMACIÓN: Transparencia, el gran tema de las telecomunicaciones, nota de Arena Pública de febrero 21 de 2014.