Empresas y Empresarios

El regreso de las marcas libres

En las tiendas de autoservicio es un hecho que la crisis económica está generando cambios en los hábitos de consumo.

17-02-2014 09:36 Por : Arena Pública
Los consumidores que acudían a los clubes de precios ahora van a tiendas departamentales y los de estos, a mercados.
Los consumidores que acudían a los clubes de precios ahora van a tiendas departamentales y los de estos, a mercados.

Si bien no se da a conocer cómo ha caído el ticket promedio de los consumidores, las grandes cadenas de ventas al detalle comienzan a revivir la época de las marcas libres que hace más de una década competían seriamente con muchos proveedores de productos básicos.

En enero quedó confirmado, además, que la inflación generada por el incremento en el precio de los combustibles y el alza en productos vinculada con la reforma tributaria, sí impactó el poder adquisitivo de la población. Por ello, productos con marcas libres están competiendo con precios hasta 50 por ciento más bajos respecto a las marcas líderes. Esa es la fórmula que las tiendas de autoservicio están explorando para evitar la caída de los ingresos que ya se hizo presente en sus reportes financieros.

Son varias las tendencias registradas ya por los integrantes de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio (ANTAD) que dirige Vicente Yáñez: los consumidores disminuyeron sus niveles de consumo; ahora optan por productos en presentaciones más pequeñas. De esta forma, los clubes de precios como Sam’s y Costco  también están sufriendo la caída en su nivel de ventas. A este fenómeno, los expertos en retail lo llaman “cambio de canal”. Los consumidores que acudían a los clubes de precios ahora van a tiendas departamentales y quienes acudían a éstas últimas, ahora acuden a los mercados tradicionales. Por ello, el nombre del juego es atar el consumo con mejores precios.

Las marcas propias en algunos segmentos en donde se registra un solo competidor están generando un buen resultado. El problema es que muchos proveedores que trabajan bajo esquemas de consignación podrían quedar fuera de la nueva tendencia mientras que las tiendas de autoservicio tendrán que invertir más capital para atar a los consumidores a sus pisos de ventas. En el sector de las tiendas de autoservicio, de conveniencia y en el comercio establecido esperan los resultados de las investigaciones de la consultoría Nielsen cuyos analistas reportarán un cambio drástico en los hábitos de consumo y el impacto de la crisis económica por el impacto de la inflación.

Así, la Encuesta Global de Nielsen sobre la Confianza del Consumidor e Intenciones de Compra al cierre de 2013 confirmará que la economía mexicana enfrenta un problema de crecimiento y de capacidad de consumo.

¿Será suficiente el gasto público para resarcir estos fenómenos? Esa es una de las preguntas que se plantean en un sector en donde, por cierto, se espera un reacomodo de los grandes jugadores.

 

MÁS INFORMACIÓN: Mexicanos subren disminución de 8% en poder adquisitivo: Coface, nota de Arena Pública de febrero 6 de 2014.