Empresas y Empresarios

Limitarnos comprar deuda pública no hará que prestemos más: Rodero

Como parte de las medidas de la reforma financiera, el gobierno federal pretende limitar a los bancos la compra de deuda pública en relación a cuánto y en qué sectores estos otorguen crédito, de forma que especialmente las Pymes tengan más y más barato financiamiento para su crecimiento general.

10-02-2014 10:39 Por : Arena Pública
El gobierno estaría bajo el supuesto de que no comprar deuda aseguraría mayores tasas de crédito,
El gobierno estaría bajo el supuesto de que no comprar deuda aseguraría mayores tasas de crédito, "pero no es así".

"Para aumentar el mercado potencial de crédito en México se necesita, primero, desarrollo del país y, segundo, mayor formalidad de la economía", aseguró en entrevista con Arena Pública el director general de Grupo Financiero BBVA Bancomer, Vicente Rodero. "Hoy las instituciones tenemos mucho capital y mucha liquidez", explicó el directivo español al considerar que la problemática no se trata simplemente de demanda sino de demanda solvente, "lo cual implica crecimiento del país, proyectos de inversiones creíbles y con futuro, empresas formalizadas e institucionalizadas".

Sobre la limitante del gobierno a la compra de deuda pública, Rodero es enfático al expresar que se trata de una medida contradictoria "porque el gobierno financia su deuda con la compra hecha por los bancos". El gobierno estaría bajo el supuesto de que la obligación a no comprar deuda aseguraría mayores tasas de otorgamiento de crédito, "pero no es así", afirmó el director de Bancomer.

El nivel de deuda pública de la institución, explicó, es bastante moderado y no pone en riesgo la capacidad de financiación ni la solvencia del banco. De tal forma, se dijo convencido de que la reforma financiera no llevará a cabo tal limitante a la compra de deuda de la banca comercial siempre y cuando las instituciones demuestren que dar crédito es su función primordial. "Los bancos no ganamos dinero comprando deuda, sino dando créditos a nuestros clientes", aclaró Rodero.

Pero no se trata de la única medida que las reformas estructurales contemplan para la regulación de la banca privada. La reforma de competencia económica ya dio inicio con el estudio encargado a la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) -la cual acaba de firmar un acuerdo con el Banco de México para su apoyo en investigación- para conocer la concentración y el poder de mercado en el sector de la banca comercial.

"Hoy los niveles de competencia son aceptables", aseguró Rodero, aunque admite que sí son seis o siete (de entre más de 40) las instituciones que controlan buena parte del negocio, pero éstas "luchan fuertemente en un mercado que es competitivo en sí mismo".

"Estamos tranquilos", concluyó el banquero respecto a las eventuales conclusiones del regulador.
 

MÁS INFORMACIÓN: Tenemos dinero, pero falta demanda solvente: Vicente Rodero, entrevista de Arena Pública de febrero 10 de 2014.