Gobiernos y Finanzas Públicas

Los ajustes en la SEDATU

La Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu), que encabeza Jorge Carlos Ramírez Marín, dio un paso atrás en la burocracia que estaba por crearse en torno a la operación de esta dependencia.

21-01-2014 09:41 Por : Arena Pública
Ayer, SEDATU reafirmó que 2014 será un año de apoyos crediticios históricos para la industria de la vivienda.
Ayer, SEDATU reafirmó que 2014 será un año de apoyos crediticios históricos para la industria de la vivienda.

Resulta que aunque hasta hace algunos meses se había dado la orden de contratar a representantes por estado, se recibió una contraorden desde la Oficina de la Presidencia de la República. Por lo tanto, se dio un paso atrás en la contratación de al menos un veintena de plazas a cargo de la Sedatu que, en muchos casos, llegaron con recomendación de la dirigencia nacional del PRI.

El movimiento se estimó riesgoso y Ramírez Marín tomó la decisión de pedir apoyo a la Secretaria de Agricultura para que a través de sus oficinas en los estados se reciba información sobre los trámites que deben cubrir las reservas territoriales. La Sedatu también deberá cuidar las gestiones que comenzaron a realizar a su nombre algunos legisladores y que sorprendieron a empresarios del sector de la construcción.

Ayer, la Secretaría reafirmó que 2014 será un año de apoyos crediticios históricos para la industria de la vivienda. Sin embargo, será clave la transparencia de sus procesos. Y es que se trata de la dependencia que, prácticamente, decidirá el crecimiento de las nuevas empresas de vivienda que al estilo de SARE, GEO y Urbi, acompañarán durante los próximos años las políticas de vivienda para el país.

La Sedatu calcula que al cierre del 2013, al menos 40 mil viviendas se habrían dejado de construir a causa de la crisis de estas compañías que siguen con problemas para lograr sus reestructuras con acreedores nacionales y extranjeros.

 

A FONDO: Lea aquí el más reciente comunicado de SEDATU sobre sus cifras para 2014.

OPINIÓN: El freno a la vivienda, columna El Observador de enero 16 de 2014.