Entrevistas

“Con materia prima a buen costo, México tendría más inversiones en petroquímica”

Al frente de los esfuerzos de la brasileña Braskem y del consorcio mexicano IDESA para consolidar la primera inversión en el sector de la petroquímica en el país por más de 3,000 millones de dólares, después de varías décadas de sequía en este sector, Roberto Bischoff pronostica una buena época para los capitales en esta industria. Advierte, sin embargo –como sucedió con el proyecto Etileno XXI que él encabeza y el convenio a 20 años firmado con Pemex– que la industria de la petroquímica necesita garantías para el suministro de materias primeras. Será, precisamente, la reforma al sector de la energía la que permita consolidar este cambio.

20-01-2014 17:32 Por : Arena Pública
Etileno XXI es una planta grande y muy moderna, de escala mundial, pero en el balance global no es representativa, admite su director.
Etileno XXI es una planta grande y muy moderna, de escala mundial, pero en el balance global no es representativa, admite su director.

Roberto Bischoff

Si bien, en el arranque de sus operaciones durante el segundo semestre de 2015, Braskem-IDESA buscará el mercado de exportación, el director general del consorcio está convencido de que será el mercado interno, sustituyendo importaciones de polietilenos, el que concentre la mayor parte de su producción. Acompañado de Cleantho Leite Filho, director comercial y de Desarrollo de Negocios, Bischoff informa también que el proyecto avanza sin contratiempos y que, en su gran mayoría, los insumos y servicios que necesita la construcción de la monumental planta han sido adquiridos en México mientras que la expectativa es que sean, principalmente, ingenieros mexicanos quienes estén a cargo de la operación de Etileno XXI en el municipio de Nanchital, en Veracruz.

¿Ya hay pedidos para la nueva planta de polietileno?

Ya tenemos 120 clientes activos hoy, y vamos a seguir creciendo en número. Hay que establecer las condiciones para una operación regular, y cuando arranquemos vamos a producir 85 mil toneladas al mes, entonces hay que colocarlas. Vamos a exportar durante los primeros años una parte importante, pero en un cierto periodo vamos a venderlas todas en el mercado.

¿A dónde planean exportar?

El proyecto va a enfocarse en diferentes mercados para exportación. Pero siempre, como un periodo de transición, nuestro target es el mercado mexicano; vamos a enfocarnos en clientes mexicanos y a reemplazar el producto que hoy es, principalmente, importado de Estados Unidos. Pero, debemos reconocer que nos tomará algo de tiempo hasta que se pueda reemplazar al 100 por ciento, al inicio será sólo una parte, por eso mencionaba que el trabajo comercial es tan importante, al igual que la capacitación del personal.

¿No temen una guerra de precios?

Es un producto global, los precios son determinados por el balance de oferta y demanda.

Pero, una planta de este calibre va a mover la oferta...

Si tu ves, en el mundo, la planta representa menos del uno por ciento de capacidad mundial, pero si lo ves en relación con Estados Unidos, debe ser un dos por ciento. Es grande, es cierto, y muy moderna, tiene una escala mundial, pero en el balance global no es representativa. Lo que sí es determinante para el balance, es el nivel de inversión y cantidad de complejos que se implementen. Entonces, se prevé el arranque de un gran número de plantas en Estados Unidos alrededor de 2016 y 2017, eso sí está planeado por la disponibilidad de materia prima competitiva. Por eso vamos arrancar antes que ellos, y nuestra estrategia es tener las relaciones con los clientes bien establecidas, estar muy preparados. Pero, es una comunidad global, los precios están determinados por la oferta y demanda.

Para 2016 y 2017, cuando en Estados Unidos tenga nuevas plantas, ¿ustedes esperarían tener gas más barato?

No, creo que no. El gas existente hoy en Estados Unidos, que es base del precio de nuestro propio gas, ya es muy competitivo.

¿Cuál es su precio actual?

Cuatro dólares por millón de BTU.

Tras los apagones en Guadalajara, Pemex ha reconocido que por momentos las empresas no tienen acceso a gas, y por ello se han visto obligados a instalar suministro de gas licuado del petróleo y suministro de gas natural. Es uno de los riesgos que podrían enfrentar, y al respecto, ¿qué tan rápido pueden ir los gasoductos aquí?

Vamos a separar dos puntos: nuestra materia prima es etanol. Es un componente del gas natural, que ya existe en México, y por ese lado estamos tranquilos. El reto es que Pemex debe implementar la infraestructura, sus referentes en instalaciones existentes, la construcción del ducto que va conectarnos. Y hay otro tema, que es el gas natural, la poca disponibilidad hoy en día para México, y nosotros vamos a consumir energía en el proyecto. Tenemos por parte de Pemex la garantía de la viabilidad y disponibilidad del gas, ya tenemos conexión con sus tuberías, y creemos que a corto plazo la estrategia ya está funcionando. Y ésta es suministrar gas competitivo desde Estados Unidos, sustituyendo el que proviene del sur y va hacia el norte de la República; a mediano y largo plazo, con la reforma energética, seguramente generará impactos positivos en la producción nacional. Pero, el gran tema para nosotros es la materia prima, el gas natural es energía y la necesitamos, aunque vamos a generar energía eléctrica, será con base en gas natural. Lo más importante es la disponibilidad de la materia prima, porque el costo del gas natural con relación a la materia prima es muy bajo.

En el tema de la materia prima, ¿confían en que Pemex continúe suministrándola en tiempo y forma?

Pemex tiene gran tradición de cumplir con sus contratos, de tener relaciones sólidas con sus clientes. Hoy, tenemos una relación muy cercana con la paraestatal, de sociedad en términos de compartir la misma visión del proyecto, de seguir muy al tanto de los avances en torno a él. Confiamos en los avances de la empresa en la implementación de su infraestructura.

Pero, habrá un cambio en Pemex, se convertirá en una empresa diferente...

Creo que ayudará a quitarle algunas de sus amarras que limitan la efectividad de Pemex para implementar sus negocios. Pero no hemos tenido problemas con ellos, existe una gran percepción de la importancia que tiene el proyecto por parte de sus distintas áreas.

¿Hay planes adicionales de expansión en el mercado mexicano?

Hay mercado para polietilenos, el principal producto de Braskem. Pero, para cualquier ampliación en la industria petroquímica, resulta fundamental la disponibilidad de materia prima. Entonces, hoy, vemos a una posibilidad reducida, pero a mediado y largo plazo existe una posibilidad. Si hubiera una disponibilidad de materia prima a buen costo, no tengo duda de que habría inversiones adicionales en México.

¿En qué otros productos petroquímicos hay oportunidad?

México es importador de 20 mil millones de dólares, por lo cual hay mercado para todo. En los derivados de etileno, que es producido a partir del etano; en las cuatro cadenas de los polietilenos, en que estamos nosotros, pero hay vinilos, donde está Mexichem; los óxido etilenos, donde está el grupo Alfa, que producirá hasta polietileno tereftalato (PET); y los poliestilenos. En las cuatro cadenas principales, en todas presenta déficit México, entonces, las oportunidades son enormes, pero además de eso hay otras cadenas petroquímicas derivadas del propeno, que producen polipropileno y delpro, que también son deficitarias en el país. Y si analizas por qué, llegarás al mismo punto: no hay disponibilidad de materia prima. Teniéndola, con seguridad muchos grupos invertirían en producción adicional y capacidad.

¿Entonces será trabajo de Pemex llevar a cabo nuevas alianzas y atraer inversiones?

Ese sería el gran cambio que puede generar oportunidades. Pero tarda, porque necesitas, primero, certidumbre en cuanto a la materia prima. Nadie inicia una inversión de 4 mil millones sin tener seguridad en el abasto a largo plazo de la materia prima.

Es un círculo vicioso que se debe romper...

Y comienza produciendo más, mayor disponibilidad de materia prima, confianza con la misma, inversiones adicionales, y así, al final se reduce el déficit de la balanza comercial y se reducen las importaciones. Pero tarda, y la forma de lograrlo es generando las condiciones para una mayor producción de la materia.

Sobre el crédito estructurado que recibió múltiples premios, ¿piensan que conforme evolucione la planta y sus ventas, habría la posibilidad de considerar una emisión de deuda o capital para prepagarlo?

Por ahora no. El crédito fue estructurado con una visión de muy largo plazo, a siete años, planeado para entender las necesidades del proyecto. Cualquier operación adicional no tiene sentido en el contexto actual, sólo si existiera una visión de ampliación, pero bajo otras condiciones. Por el momento, el tema de la deuda ya está totalmente ecuacionado, hay límites, llegamos al 70 por ciento y no hay planes para emisión de la deuda.

¿Existe posibilidad de dar mayor participación a los socios mexicanos en el proyecto, o las estructuras accionarias son inamovibles?

Hasta el momento es el mejor arreglo al que se ha llegado, pero en por ahora no existe ningún movimiento, ninguna intención de modificarlo.

En el plano global de los negocios del grupo brasileño, ¿cómo se ve el proyecto en México?

Se trata de un proyecto estratégico en la visión de Braskem, por su competitividad y su importancia en la transformación del portafolio de materias primas de la empresa. Braskem hoy se basa en el empleo de materia prima líquida, para sus crackers, que a mediano plazo son menos competitivas a nivel mundial. Es un cambio enfocado hacia materia prima más ligera: gas. Tiene una visión estratégica que impactará de forma importante la competitividad general de Braskem, y además, destaca su relevancia con relación al mercado, al tener una ubicación clave cerca de sitios estratégicos, enfocada en el gran mercado Latinoamericano que es México, pero también muy cerca de la primera economía del mundo...

Cleantho Leite Filho: Que esto tiene una complementariedad. Porque somos muy fuertes en Brasil y el sur de América del Sur, somos fuertes en Estados Unidos, y esta planta en México, desde el punto de vista geográfico, nos permite actuar bien en todas las Américas, además de complementar a las plantas ya existentes del grupo. Pero más que esto, proveer a un gran mercado deficitario como México, productos, y más que productos, servicios, asistencia técnica, desarrollo de aplicaciones, servicios logísticos. Tenemos como filosofía hacer un trabajo muy próximo de desarrollo junto con los clientes. Si me preguntas cuál es la diferencia de una gran petroquímica de Brasil con una nuestra, o con una americana, yo diría que el trabajo de desarrollo de soluciones.

Bischoff: Nos gustaría ser reconocidos rápidamente por los clientes como aliados en su crecimiento, en su proceso producción. No sólo por el suministro del producto, sino por la visión general que tenemos de sus negocios y la participación que tenemos junto con ellos en el diseño de su crecimiento y viabilidad.

(Derechos reservados, Arena Pública, 2014)

 

MÁS INFORMACIÓN: Etileno XXI, hacia 2015 y la competencia que viene de EU, nota de Arena Pública de enero 20 de 2014.

MÁS INFORMACIÓN: Inicia discusión por la reforma energética: Pemex ya no será paraestatal y se abren contratos con la IP, nota de Arena Pública de diciembre 8 de 2013.