Energía e Infraestructura

American Tower y el gran negocio de las antenas en México

Con la esperanza de mejorar sus coberturas con nuevas participaciones en el espectro, pero también con la decisión de reducir costos, en los últimos dos años empresas como Axtel, Telefónica de España, Pegaso y TV Azteca decidieron vender una parte de sus antenas para la distribución de señales.

15-01-2014 10:11 Por : Arena Pública
Las torres de comunicación inalámbricas, de difusión y redes de sistemas de antenas distribuidas son su especialidad.
Las torres de comunicación inalámbricas, de difusión y redes de sistemas de antenas distribuidas son su especialidad.

La intención de este movimiento es rentarlas para convertir un costo fijo en uno variable y, sobre todo, reducir el gasto operativo vinculado con el mantenimiento de esta infraestructura. Además, se trata de un segmento de la operación de las compañías de telecomunicaciones que, junto con el tendido de fibra óptica, involucra una intensa relación con autoridades delegacionales para la autorización de permisos de construcción e instalación.

El jugador en este segmento es la compañía American Tower, que en Estados Unidos opera activos para la industria de las telecomunicaciones inalámbricas y de difusión de señales de televisión. Las torres de comunicación inalámbricas, de difusión y redes de sistemas de antenas distribuidas son su especialidad.

En Estados Unidos, American Tower ha firmado contratos de arrendamiento con dueños de predios para la operación de al menos 20 mil torres estratégicamente ubicadas para la repetición de señales de telecomunicaciones, mientras que en México, Brasil e India, su operación se extiende a 50 mil torres. En México, su operación involucra al menos cinco mil antenas.

Así, American Tower se convierte en un jugador relevante para el mercado porque abarca desde el diseño de redes para mejorar la cobertura existente, hasta la búsqueda de las ubicaciones estratégicas, la negociación y el trámite de permisos, licencias y arrendamientos. Los servicios de Tercera Generación (3G) necesitan de antenas que cubran con eficiencia los nuevos mercados de datos.

Al llegar a la obra civil y a la instalación de las antenas, American Tower también asume para sus clientes el desgaste frente a algunas comunidades que aún temen que la operación de esta infraestructura represente riesgos para la salud. Una muestra de la dimensión de este negocio se encuentra en la compra de dos mil 500 antenas que American Tower cerró en México con distintos operadores al cierre de 2011. Esa transacción se pactó en 500 millones de dólares.

La ventaja de la operación de esta compañía, con sede en Boston, es que operadores que compiten en los mismos mercados pueden tener acceso a la operación de antenas estratégicamente ubicadas. Fueron Pegaso y Telefónica las empresas que, en su mayoría, cerraron la venta de estas antenas con American Tower que preside James D. Taiclet.

En Colombia, esta compañía también renta infraestructura a Telefónica, que aquí representa Francisco Gil Díaz.

 

MÁS INFORMACIÓN: La NOM para enfrentar el temor ciudadano a las antenas, nota de Arena Pública de octubre 2 de 2013.