Empresas y Empresarios

La transformación de Telefónica de España

En Europa un ejército de analistas se encuentra atento a cada paso que da el gigante español de las telecomunicaciones, Telefónica. Para empezar, observan con muy buenos ojos que al cierre de 2013, la empresa que preside César Alierta cumpla con su objetivo de reducir su deuda -vía ventas de activos no estratégicos y ajustes de costos- en al menos 7,000 millones de dólares para ubicar sus pasivos en unos 63,000 millones.

08-01-2014 11:03 Por : Arena Pública
Para Telefónica es el momento de las definiciones.
Para Telefónica es el momento de las definiciones.

Con un ritmo de inversión (CAPEX) que al año se ubica en 9,000 millones de euros (unos 12,000 millones de dólares), Telefónica se ha convertido en el buque insignia de las empresas españolas en Europa y entre las corredurías bursátiles del viejo continente la califican como una opción de “compra” o “mantener”.

A sus inversionistas les ha entregado dividendos por 0.75 centavos de Euro por acción que, en medio de la sequía de rendimientos que caracteriza a las plazas bursátiles, han sido maná puro. Pero en Europa los retos de Telefónica son muchos e incluyen el despliegue de su red para el desarrollo de servicios de telecomunicaciones de cuarta generación (4G).

Por ello, en algunos países, Telefónica de España ha tomado la decisión de vender torres y otras infraestructuras no prioritarias para consolidar inversiones sin poner en peligro su rentabilidad pero al mismo tiempo tomando oportunidades estratégicas para blindar sus mercados de otros competidores.

Para Telefónica es el momento de las definiciones.

Mientras tanto, aquí Francisco Gil Díaz, presidente de Telefónica México, confía en que la ley secundaria en materia de telecomunicaciones compense la tendencia negativa que se inició con el ajuste de las tarifas para la terminación de llamadas.

No sólo eso, quien está muy activo allá en España y con la mira puesta en oportunidades para el mercado nacional es el mexicano José María Álvarez que en la sede de Telefónica está a cargo de los negocios que ya se conocen como Machine to Machine (M2M) o el “internet de las cosas”, que están aprovechando la cobertura de esta empresa para la conectividad de servicios como parquímetros, medidores y todas aquellas terminales para servicios públicos que necesitan monitoreo en tiempo real.

En México, la participación de Telefónica en este mercado podría ser, en parte, la respuesta que busca la compañía.

Para mejorar sus márgenes. Los planes van tan en serio para este mercado que Álvarez ya ha realizado varias visitas a México para profundizar en el potencial del mercado con el único objetivo de apoyar las labores del equipo local apoyando con la adopción de las tecnologías, soluciones y esquemas de mercadotecnia que en mercados maduros como el europeo ya funcionan con éxito.

 

MÁS INFORMACIÓN: Reacomodos ante legislación de telecomunicaciones, nota de Arena Pública de noviembre 29 de 2013.

OPINIÓN: Telefónica bajo presión, columna El Observador de noviembre 13 de 2013.