Gobiernos y Finanzas Públicas

¿Cómo operan los seguros de desempleo en Latinoamérica?

Brasil. Cuenta con el seguro de desempleo más antiguo de América Latina, existe desde 1966 y se financia mediante dos importantes gravámenes, un impuesto al salario de los trabajadores y otro a la facturación de las empresas, ambos se depositan en un fondo denominado de Amparo al Trabajador (FAT).

19-12-2013 13:28 Por : Arena Pública
El seguro de desempleo uruguayo cubre tanto a los trabajadores del sector privado como a los no amparados por sistemas de seguridad social.
El seguro de desempleo uruguayo cubre tanto a los trabajadores del sector privado como a los no amparados por sistemas de seguridad social.

El FAT administra los recursos del seguro de desempleo, que financian además una serie de políticas activas que lo acompañan: programas de intermediación de mano de obra y calificación profesional, el Programa de Fortalecimiento de la Agricultura Familiar (PRONAF), el pago del subsidio salarial para trabajadores de bajos ingresos (PIS-PASEP), y varios programas de microcrédito.

Aproximadamente el 40% de los recursos del FAT son invertidos por el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) de Brasil para obtener intereses que se invierten después en la ejecución de proyectos de negocio y la creación de nuevos puestos de trabajo, a fin de reducir gradualmente la necesidad del uso del seguro de desempleo.

El seguro brasileño cubre a empleados públicos y privados, también a trabajadores agrícolas.

Uruguay. En este país los trabajadores hacen una sola aportación fija como porcentaje de su salario para financiar todas las prestaciones de seguridad social a que tienen derecho, como pensión por vejez, invalidez, maternidad, seguro de desempleo, entre otras, la llamada tasa única de cotización a la seguridad social.

El seguro de desempleo uruguayo cubre tanto a los trabajadores del sector privado que laboran en el comercio, la industria, la construcción, como a los sectores de servicios no amparados por sistemas de seguridad social, pero excluye a los trabajadores bancarios, rurales y a las trabajadoras de servicio doméstico.

Pueden cobrar el seguro los trabajadores que fueron despedidos contra su voluntad, y no quienes son despedidos por razones disciplinarias.

Ecuador. El seguro de desempleo se entrega en un solo pago como si fuera indemnización, el periodo para recibir el beneficio es de 60 días naturales después del despido.

Venezuela. Mejor conocido como Seguro de Pago Forzoso, es financiado con aportaciones de los trabajadores y el patrón, el primero contribuye con el 0.5% de su salario y el segundo con el 1.7% del salario del trabajador.

El gobierno financia los gastos de administración y habitualmente tiene que subsidiar el seguro por déficit del sistema. Brinda cobertura a trabajadores del sector público y privado, y excluyen a quienes reciben una pensión por vejez, invalidez o jubilación; a los trabajadores temporales, ocasionales y eventuales, así como a los trabajadores de servicio doméstico.

El seguro se paga 18 semanas por un monto equivalente al 60% del salario del trabajador.

Chile. El seguro de desempleo se financia a través de dos esquemas, primero, una cuenta individual que tiene cada trabajador a la que tanto el empleado como el patrón aportan el 1.5% del salario del trabajador.

Segundo. Un fondo solidario alimentado por los patrones y el gobierno, el trabajador no aporta de su salario en este esquema.

 

A FONDO: Lea aquí el reporte completo de Fuentes de Financiamiento de los Sistemas de Seguridad Social en Países de América del Sur, elaborado por la ANSES de Argentina.

MÁS INFORMACIÓN: Seguro contra el desempleo: ¿Apenas un paliativo?, reportaje de Arena Pública de dciembre 19 de 2013.