Empresas y Empresarios

Dividendos bancarios, ¿la buena noticia?

Los cambios en el marco tributario son insuficientes para ser considerados como una reforma fiscal integral. Sin embargo, una buena noticia para la recaudación es el impuesto a las ganancias de capital que han generado una verdadera revolución en los calendarios corporativos de las empresas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores, que dirige Luis Téllez.

19-12-2013 10:29 Por : Arena Pública
Al gobierno mexicano se le escaparon al menos 130 millones de dólares en impuestos de Santander.
Al gobierno mexicano se le escaparon al menos 130 millones de dólares en impuestos de Santander.

Desde que inició diciembre, un nutrido grupo de compañías públicas adelantó el pago de dividendos a sus inversionistas y lograron ahorrar un pago de impuestos de al menos 775.9 millones de pesos.

Entre el 9 y 13 de diciembre, nueve empresas que adelantaron su pago de dividendo a accionistas sumaron siete mil 759 millones 144 mil 066 pesos como monto en efectivo pagadero los próximos días y antes que concluya el año, cantidad que no pagará 10% de gravamen fiscal aprobado en la reforma hacendaria, cuyas disposiciones entrarán en vigor a partir de 2014.

Entre las compañías que decidieron poner en práctica el adelanto del reparto de utilidades se encuentran Cydsa, Minsa, Grupo Industrial Saltillo, Bachoco, Invex, Lala y Arca Continental, por sólo mencionar algunas.

La medida incluye, por supuesto, al sector bancario que registra una participación dominante de capital extranjero y que desde 2008, en medio de la crisis mundial generada por las hipotecas subprime, registró la migración de recursos a sus sedes, instituciones como BBVA Bancomer, Citibank, Santander, HSBC.

En ese momento se reconoció que la entrega de dividendos era decisión y derecho de los accionistas de la controladora extranjera y que muy poco podían hacer las autoridades del Banco de México, de la Secretaría de Hacienda y de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV). La tragedia para la economía mexicana era que las utilidades migraban mientras el crédito era poco e insuficiente.

Además, se registró un impacto negativo en las cifras de Inversión Extranjera Directa (IED). En el Banco de México, en la época de Guillermo Ortiz -ahora presidente del Grupo Financiero Banorte- se analizó la posibilidad de impulsar alguna regulación al respecto; sin embargo, cualquier regulación se presentaba contraria a las prácticas bancarias y a la competencia, según los bancos extranjeros.

Ahora, los dividendos que año con año otorga la banca extranjera tendrá que ser gravadas con el diez por ciento, igual que todas las empresas.

Ayer, el Grupo Santander Mexicano, que preside Marcos Martínez Gavica, informó que el 27 de diciembre pagará a sus accionistas un dividendo por 16 mil 900 millones de pesos, unos mil 300 millones de dólares a un tipo de cambio de 13 pesos por dólar. También advirtió que a partir de 2014 procurará distribuir dividendos al 50% de las utilidades anuales, sin estar obligado a ello, y que será su Asamblea de Accionistas la que decida el reparto.

Al gobierno mexicano se le escaparon al menos 130 millones de dólares y en Santander, así como en otros bancos controlados por el capital extranjero, se buscarán nuevas formas de reinversión para revaluar activos y el patrimonio de la matriz.

Sin embargo, no siempre lo lograrán y entonces el pago del impuesto será impostergable.

 

MÁS INFORMACIÓN: Empresas evitarán impuesto de 776 millones por dividendo adelantado…, nota de Arena Pública de diciembre 13 de 2013.