Empresas y Empresarios

La venta de los Saba y sus adeudos con HSBC, Banorte y laboratorios

Manuel y Alberto Saba, los accionistas mayoritarios de Casa Saba, dieron ayer como un hecho la venta de los activos de su distribuidora de fármacos cuyo origen se remonta a Farmacias Autrey.

18-12-2013 10:06 Por : Arena Pública
Los hermanos Saba tienen toda su apuesta concentrada en esta venta.
Los hermanos Saba tienen toda su apuesta concentrada en esta venta.

En sus mejores tiempos, luego de que Isaac Saba reorganizó y saneó los pasivos de esta compañía que llegó a dirigir Sergio Autrey, la distribuidora de fármacos logró ventas mensuales por más de dos mil 400 millones de pesos. Por eso la información de que sus activos se vendieron en cuatro mil 500 millones de pesos no es una buena noticia, sobre todo para los inversionistas del mercado de valores que esperaban que la emisora -suspendida desde el pasado 13 de mayo- volviera a cotizar en la Bolsa Mexicana de Valores que dirige Luis Téllez.

De concretarse, los hermanos Saba obtendrán al menos 348 millones de dólares de la venta de los activos de esta distribuidora a Pharma Equity Global Fund LLC y World Global Equity Fund LCC, a quienes se les conoce como un grupo de inversionistas de nacionalidad estadunidense. Sin embargo, son pocos los registros de estas compañías privadas que operan en el mercado de fondos de capital.

La información relevante del escueto comunicado enviado por Casa Saba es que la compra incluiría los pasivos relacionados con el negocio, así como todos sus inmuebles y activos operativos.

No se precisa el monto pero, de acuerdo con la última información pública con la que se cuenta, las deudas totales de Casa Saba superan los 24 mil millones de pesos; su pasivo circulante supera los 16 mil millones de pesos y los créditos bancarios tenían registrado un monto de dos mil 306 millones de pesos.

Entre los principales acreedores de Casa Saba se encuentran el banco HSBC que dirige Luis Peña y, por supuesto, el Grupo Financiero Banorte que preside Guillermo Ortiz y que dirige Alejandro Valenzuela. Varios laboratorios que entregaban fármacos a Casa Saba, cuando el negocio del sector público todavía pintaba en sus ingresos, también esperan la liquidación de sus cuentas por cobrar.

No fue gratuito que Manuel Saba dejara su asiento a Miguel Alemán en el Consejo de Administración de Grupo Financiero Banorte: el presidente de Casa Saba enfrentaba un claro conflicto de interés y, por supuesto, una situación extremadamente incómoda al registrar deudas con el banco. Con HSBC el adeudo superaría los cuatro mil 500 millones de pesos y con Banorte mil 340 millones, con lo que estos bancos se ubican como sus principales acreedores en el sector crediticio.

Los hermanos Saba, que hace unos días reconocieron que se había caído la venta a la inglesa Alliance Boots, tienen toda su apuesta concentrada en esta venta. Al mercado de valores también le informaron que la operación está sujeta a las autorizaciones corporativas y a regulaciones aplicables a este tipo de transacciones.

Ahora Saba, en un mercado altamente competido, asegura que se concentrará en el crecimiento de su cadena de farmacias en México, Chile y Brasil.

 

A FONDO: Lea el comunicado de Casa Saba a al BMV sobre la venta de sus activos.

MÁS INFORMACIÓN: ¿Por qué Alliance Boots les dijo “no” a los Saba? La disculpa de Blanca Treviño, nota de Arena Pública de diciembre 16 de 2013.