Empresas y Empresarios

BBVA, también beneficiado del rescate al SNTE

Al darse a conocer el programa de apoyo a los maestros afiliados al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, SNTE, que ahora encabeza Juan Díaz de la Torre, para reestructurar los abultados pasivos derivados de la fiebre de los préstamos personales con descuento a nómina, las miradas se concentraron en los intermediarios financieros no bancarios como las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Sofomes) que hicieron de ese mercado un gran negocio durante los últimos seis años.

11-12-2013 11:41 Por : Arena Pública
Bancomer aprovechó su posición como proveedor de los servicios de nómina para descontar créditos anteriores con problemas de pago.
Bancomer aprovechó su posición como proveedor de los servicios de nómina para descontar créditos anteriores con problemas de pago.

Ahora se destinarán más de 5,000 millones de pesos para pagar de manera anticipada a los intermediarios que obtuvieron grandes ganancias por este tipo de préstamos.

Sin embargo poco se dijo sobre las carteras que también registra la banca comercial con los maestros. En específico BBVA Bancomer con el cual el SNTE y la Secretaría de Educación Pública, bajo la responsabilidad de Emilio Chuayffet, firmaron convenios para el pago de la nómina a través de tarjetas en muchos estados de la República.

Aunque el negocio, en un principio, estaba en manos de Santander que dirige Marcos Martínez Gavica, una oferta más atractiva por parte de BBVA Bancomer les permitió quedarse con varias de las más importantes cuentas del poderoso sindicato. A través de circulares del SNTE a sus agremiados, se informó sobre la transferencia de las cuentas de los maestros a BBVA Bancomer que dirige Vicente Rodero.

Así Bancomer logró participar en el mercado de los préstamos personales con descuento a nómina y comenzó a competir por este rentable y seguro segmento frente a las Sofomes, consideradas en algunos casos por bancos como HSBC, como sujetos de crédito no gratos para sus estándares de seguridad.

El caso es que junto con las Sofomes la subsidiaria del español BBVA recibirá el prepago de los créditos personales que otorgó a miles de maestros que, según Bansefi, están pagando tasas de interés promedio de 30.16 por ciento y un costo anual total (CAT) de 35.70 por ciento. Las Sofomes no reguladas llegan a cobrar al sector magisterial tasas anuales promedio de 46.20 por ciento con un Costo Anual Total de 71.90 por ciento.

Sin embargo Bansefi llegó a detectar un CAT máximo de 188 por ciento. De esta forma, maestros con sueldos de 9,000 pesos llegaron a registrar descuentos en sus pagos mensuales por hasta 5,000 pesos, lo que –evidentemente- generó una creciente inconformidad con sus líderes y los intermediarios que les otorgaron financiamientos personales.

Respecto a BBVA Bancomer, integrantes del SNTE revelan que el banco aprovechó su posición como proveedor de los servicios de nómina de este gremio, para descontar créditos anteriores con problemas de pago.

Algo parecido a lo que sucedió cuando BBVA Bancomer perdió el contrato con el gobierno del Distrito Federal en la época de Marcelo Ebrard, al descontar créditos a los beneficiados de los pagos mensuales correspondientes al programa del Seguro de Desempleo.

Fue Banamex, que ahora preside Javier Arrigunaga, quien se benefició del negocio.

 

MÁS INFORMACIÓN: El rescate de los maestros y la crisis que viene para los prestamistas, nota de Arena Pública de noviembre 25 de 2013.