Empresas y Empresarios

Wal-Mart, los dividendos y los acuerdos políticos

El gigante del retail, Wal-Mart, ingresó a la temporada de pago de dividendos. Sin embargo  precisó que la entrega de utilidades para sus inversionistas y asociados responde a las resoluciones de su asamblea celebrada hace nueve meses, por lo que no se trata de una acción que busque evitar el impuesto a las ganancias bursátiles.

09-12-2013 09:43 Por : Arena Pública
El gigante del retail, Wal-Mart, ingresó a la temporada de pago de dividendos.
El gigante del retail, Wal-Mart, ingresó a la temporada de pago de dividendos.

La precisión viene al caso porque en las últimas semanas se han generado cambios en las prácticas corporativas de las compañías públicas, a raíz de las nuevas medidas impositivas aprobadas por el Congreso para 2014.

Tradicionalmente, el decreto de dividendos entre las empresas del mercado de valores se presentaba durante el primer trimestre junto con la época de asambleas.

Sin embargo, las nuevas medidas aprobadas por el Poder Legislativo relativas al gravamen a las ganancias de capital obligó a que un nutrido grupo de emisoras de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), que dirige Luis Téllez, decidieran adelantar el pago de sus dividendos y así evitar que las utilidades generadas en 2013 fueran grabadas con 10% aplicable a los rendimientos de inversiones financieras.

En el caso de Wal-Mart, que en México lleva Scot Rank, el pago de dividendo se realizó en varias exhibiciones. La primera de ellas se concretó el 23 de abril de 2013 por 0.46 pesos por acción correspondiente a un dividendo ordinario. También se autorizó la entrega de dividendos extraordinarios: el primero por 0.29 pesos por acción (que se entregó en abril) y el segundo por 0.17 pesos por acción, que se pagó el 26 de noviembre.

El impuesto a las ganancias de capital constituyó una de las sorpresas para los empresarios derivadas del Pacto por México. Pocos esperaban que la añeja propuesta de la izquierda mexicana pudiera prosperar, pero la política es la política y gracias a que se aprobó, se afianzó la relación entre PRI y PRD para sacar adelante la mal llamada reforma fiscal.

Claro, para reformar al sector de la energía se necesitará una carta más fuerte; mucho más que otorgarle a la izquierda el “caramelo” del impuesto a las ganancias.

 

MÁS INFORMACIÓN: Mejoran ventas de Walmarte en noviembre y presagian un “Buen Fin”, nota de Arena Pública de noviembre 15 de 2013.