Empresas y Empresarios

La quiebra planeada de Mexicana de Aviación

Fue el 23 de octubre de 2007, cuando Salvador Rocha Díaz -quien fuera senador por el PAN y uno de los abogados que impulsó desde el Poder Legislativo la aprobación de la Ley de Concursos Mercantiles que sustituyó a la Ley de Quiebras y Suspensión de Pagos de la década de los cuarenta- envió un documento (clasificado como proyecto) que resulta clave en la historia que se escribió detrás de la crisis de Mexicana de Aviación.

06-12-2013 10:33 Por : Arena Pública
MRO: la fortaleza que, incluso en los días de crisis, reflejó compañía de Mexicana de Aviación.
MRO: la fortaleza que, incluso en los días de crisis, reflejó compañía de Mexicana de Aviación.

El destinatario de ese proyecto fue Manuel Borja Chico, en ese momento responsable del Grupo Mexicana de Aviación que, luego de la compra del Grupo Posadas de Gastón Azcárraga, consolidó todos los negocios y las subsidiarias de la aerolínea rescatada por el gobierno federal con recursos del Instituto de Protección al Ahorro Bancario (IPAB).

En 37 cuartillas, Rocha Díaz proyectó la quiebra de la aerolínea bajo diferentes escenarios que, por supuesto, consideraban ya los lineamientos de la Ley de Concursos Mercantiles. Y, en efecto, tres años después, Mexicana demandó ante los tribunales la protección judicial para ingresar a un proceso de cesación de pagos para reordenar sus pasivos.

Se dijo en ese momento que la intención era la reestructura financiera para garantizar que sus operaciones continuaran con bases sólidas.

Desde 2007, el proyecto de Rocha Díaz -solicitado por Borja y Azcárraga- contemplaba ya el fortalecimiento de Click, la aerolínea considerada de bajo costo. Para ello, se constituiría una nueva subsidiaria que se encargara de prestar el servicio de contratación y administración del personal de confianza, con el propósito de reducir los compromisos y cargas contractuales.

También se sugirió la constitución de otra compañía dedicada exclusivamente a prestar servicios a Mexicana de Aviación. El propósito, desde entonces, era adelgazar la estructura corporativa de la compañía que compró Azcárraga y sus socios y en la que los pilotos, por ejemplo, eran accionistas.

De acuerdo con el documento que podría considerarse un mapa de ruta de la quiebra anunciada de Mexicana, separando a la aerolínea “buena” de la “mala”, los asesores de la firma Bain & Company ya habían recomendado un esquema de este tipo generado a partir del análisis de la operación de compañías aéreas internacionales como Air France, KLM, Japan Airlines Corporation, Lufthansa, Copa Holding y ACE Aviation Holdings.

La compañía que sobrevivía a este esquema fue la base de mantenimiento MRO. Así se explica la fortaleza que, incluso en los días de crisis, reflejó esta compañía de Mexicana de Aviación. Nuevas compañías proveedoras de servicios en ventas, servicio al cliente, lealtad, capital humano, chartera, comisariato y abastecimientos, constituirán el nuevo esquema de operación de Mexicana de Aviación.

 

MÁS INFORMACIÓN: Mexicana de Aviación, ¿quién pagará por la quiebra?, reportaje de Arena Pública de noviembre 15 de 2013.