Gobiernos y Finanzas Públicas

Nafin, al rescate… ¡pero de la Sociedad Hipotecaria Federal!

Poco a poco se van uniendo las piezas del rompecabezas con el cual la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), bajo la responsabilidad de Jorge Carlos Ramírez Marín, cumplirá con su promesa de destinar más de 24 mil millones de pesos a programas de financiamiento y garantías para la construcción de vivienda.

05-12-2013 10:03 Por : Arena Pública
El gobierno rescatando al gobierno.
El gobierno rescatando al gobierno.

De ese monto, la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) -con graves problemas de capitalización- debería contribuir, al menos, con 18 mil millones de pesos.

La gran pregunta, desde la primera quincena de octubre cuando la Sedatu anunció este monto, es cómo lograría la SHF esa derrama crediticia. Se dijo, en un principio, que se esperaría que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a través de Luis Videgaray, solicitara al Poder Legislativo recursos etiquetados para fortalecer el balance de la SHF. Sin embargo los caminos para lograrlo son diversos.

Por ejemplo, ayer el director general de Nafin, Jacques Rogozinski, confirmó que Nafin participará con al menos cinco mil 400 millones de pesos para créditos que la SHF, que dirige Jesús Alberto Cano Vélez, deberá analizar previamente.

Es así como la Sociedad cumplirá con su meta de otorgar recursos a pesar de que mantiene una gran cartera vencida que, en la mayor parte, no se encuentra respaldada con garantías reales porque se trata de los portafolios de créditos y activos que entregaron las Sofomes rescatadas durante el gobierno de Felipe Calderón.

Nafin, en todo caso, asegura haber sido invitada a la cruzada por los créditos hipotecarios desde principios de año, porque a Rogozinski lo convocaron en la SHCP para conocer las alternativas y soluciones a los problemas que enfrentaban algunas de las principales compañías dedicadas al desarrollo de vivienda que llegaron al mercado de valores.

En el banco de desarrollo, por lo tanto, mantiene disponibles recursos que ya comienzan a entregarse a compañías dedicadas a la construcción de casas habitación que cumplen con las reglas de sustentabilidad en sus reservas territoriales y que, por supuesto, pasaron el filtro de la SHF.

Prácticamente, Nafin, en el caso de las vivienderas, operará como un banco de primer piso para acelerar el financiamiento para este sector en donde la banca comercial, a pesar del programa de garantías de la misma SHF, mantiene grandes restricciones para otorgar recursos a las constructoras.

Es por ello que, para corregir este vacío, el gobierno federal instruyó la participación de Nafin con una capitalización superior a 17% y una cartera vencida menor a 2% que, a propósito de los créditos hipotecarios, acusó recibo de los incumplimientos de las emisoras dedicadas a la construcción de casas en el segmento popular o con precios menores a 500 mil pesos.

Nafin ya autorizó créditos para al menos 10 nuevas vivienderas y en la lista de espera tiene al menos 25 más.

El gobierno rescatando al gobierno.

 

MÁS INFORMACIÓN: Fobaproa “sigiloso” de Calderón rescató hipotecas por 40 mil millones de pesos, reportaje de Arena Pública de octubre 9 de 2013.