Empresas y Empresarios

Se cae la venta de Casa Saba

Toda parece indicar -según la información que surge de los círculos empresariales más cercanos a los accionistas de la firma Casa Saba, distribuidora de fármacos que surgió  de las operaciones de Farmacias Autrey– que la propuesta de venta de sus activos a la firma inglesa Alliance Boots no prosperó.

29-11-2013 09:56 Por : Arena Pública
A diferencia de México, ocultar información sobre eventos relevantes en el mercado de capitales de EU es una falta grave.
A diferencia de México, ocultar información sobre eventos relevantes en el mercado de capitales de EU es una falta grave.

Los auditores de esa firma, representada por el empresario Stefano Pessina, simplemente se habrían desilusionado de los hallazgos contables y financieros durante las primeras etapas de un due diligence preliminar.

Al final el precio que ofreció Pessina a nombre de Boots, no dejó contentos a los hermanos Saba, quienes no sólo ya recibieron la noticia de que Boots no seguiría en el proceso sino que ya se alistan a ofrecer la empresa a nuevos inversionistas con presentación de power point en mano en la que muestran el complejo sistema de distribución de fármacos.

En esas presentaciones, por supuesto, no se informa que Casa Saba perdió el mercado de distribución de fármacos del sector gubernamental a raíz de los cambios en el Seguro Popular.

Pero Alberto y Manuel Saba estaban tan confiados en cerrar esta oferta que habían iniciado ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), que preside Jaime González Aguadé, y ante la Bolsa Mexicana de Valores, que encabeza Luis Téllez, los trámites para levantar la suspensión de las acciones de la empresa.

Para concretar la compra de los activos de la compañía fundada por Isaac Saba, la inglesa Boots tendría que haber iniciado una oferta pública con el propósito de ofrecer a los inversionistas de la distribuidora el mismo precio de adquisición, en línea con las regulaciones del mercado de valores.

Antes, sin embargo, los abogados de Casa Saba han tenido que ocuparse de las solicitudes de información enviadas, precisamente, desde las oficinas de la Bolsa Mexicana de Valores y de la CNBV porque, a raíz de las notificaciones hechas por Moisés Saba respecto a las omisiones de información al mercado de valores, las autoridades bursátiles han puesto bajo los reflectores a la emisora.

Fue hace casi un año cuando Casa Saba decidió retirarse del listado de acciones de la Bolsa de Valores de Nueva York y lo hizo también ante la exigencia de mayor información por parte de la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés).

A diferencia de lo que sucede en México, ocultar información sobre eventos relevantes en el mercado de capitales de Estados Unidos constituye una falta grave que amerita abultadas multas y sanciones que pueden llegar a disposiciones como las que tuvo que acatar el Presidente de TV Azteca, Ricardo Salinas Pliego, quien tiene prohibido participar en consejos de administración de compañías reguladas por la SEC.

 

MÁS INFORMACIÓN: La reestructura de Casa Saba y su relación con Genomma Lab, nota de Arena Pública de octubre 10 de 2013.