Empresas y Empresarios

La NOM-012, solo la punta del iceberg

Desde junio pasado el sector privado manifestó su preocupación sobre la lentitud con la que se desarrollaba la revisión de la Norma Oficial Mexicana (NOM) dedicada a establecer las condiciones bajo las cuales podrán circular camiones por las carreteras del país.

28-11-2013 09:54 Por : Arena Pública
La Canacar participó en el panel de expertos de la SCT para determinar si en carreteras mexicanas es posible usar el doble remolque.
La Canacar participó en el panel de expertos de la SCT para determinar si en carreteras mexicanas es posible usar el doble remolque.

Hasta ahora en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) que encabeza Gerardo Ruíz Esparza no se tomado una decisión y el problema comienza a afectar los planes de inversión de compañías en todos los sectores cuyos procesos y modelos de negocios dependen de sistemas de logística eficientes.

Por ejemplo el Grupo Lala, que preside Eduardo Tricio, y que recientemente consiguió recursos en el mercado de valores por más de 14,000 millones pesos, destinará una parte de ese capital a invertir en su flota.

Y es que Lala busca incrementar su distribución directa de productos, proceso clave para ganar participación de mercado en un modelo de negocio que busca replicar los aciertos de Grupo Bimbo que ha sido capaz de llevar sus pastelillos, pan de caja y alimentos hasta el  último rincón del país.

Sin embargo hasta ahora Lala mantiene detenida la inversión porque no sabe si las especificaciones de la NOM-012 le permitirán adquirir unidades de mayores dimensiones. En Lala comienzan a impacientarse mientras en la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), el análisis de esta NOM por parte de las autoridades, se suma a los factores de incertidumbre que en los últimos meses han caracterizado al sector.

Los contratos con Pemex  que la Canacar enarbolaba en representación del sector enfrentan también un periodo de inestabilidad frente a las negociaciones para alcanzar una reforma al sector energético.

Pero respecto a esta NOM-012, Roberto Díaz Ruiz -al frente del Consejo Nacional Directivo de la Canacar- ha participado en el panel de expertos convocado por la SCT para determinar si en las carreteras mexicanas es posible usar el doble remolque.

En esta etapa también los fabricantes de camiones -como Navistar que desde 2001 participan en las negociaciones en torno a la NOM-012- reciben en el marco de los trabajos de este panel de expertos la queja de transportistas y accionistas de empresas sobre la necesidad de que se exija mayor calidad en los vehículos que se venden en el mercado mexicano y que debería enmarcarse en la obligatoriedad de otra NOM.

Pero no solo eso. La discusión también incluye a la calidad de la construcción del asfalto que se utiliza en el encarpetamiento de las carreteras y que históricamente se ha convertido en un negocio revolvente para los contratistas beneficiados por los contratos de la SCT y de Caminos y Puentes Federales (Capufe) que lleva Benito Neme.

La razón es que, además de los abultados contratos que se obtienen para la construcción de una nueva autopista, los ingresos adicionales vienen por el mantenimiento generado por el tendido de delgadas capas de asfalto que no resisten lluvias, deslaves y, por supuesto, el doble remolque de un camión de carga pesada.

Así que la discusión sobre esta norma, es solo la punta del iceberg.

 

A FONDO: Conozca más sobre la NOM-012.

MÁS INFORMACIÓN: Grupo LALA invertirá 400 MDD en Capex los próximos dos años, nota de Arena Pública de noviembre 25 de 2013.