Empresas y Empresarios

Axtel con perspectiva negativa

Fue en enero pasado cuando los tenedores de deuda de Axtel, la empresa telefónica que dirige Tomás Milmo, rechazaron una oferta de intercambio de bonos para reestructurar su deuda por al menos 765 millones de dólares y que vencen entre 2017 y 2019.  Aquella negativa generó el ajuste de sus calificaciones a cargo de agencias como Standard & Poor’s.

26-11-2013 12:04 Por : Arena Pública
Los planes de Axtel eran un canje de deuda por 110 millones de dólares de sus notas senior no garantizadas en circulación.
Los planes de Axtel eran un canje de deuda por 110 millones de dólares de sus notas senior no garantizadas en circulación.

Ahora la evaluadora, que aquí dirige Víctor Manuel Herrera, reiteró ese ajuste y explicó que, a partir de su revisión en la metodología para calificar empresas, considera que la situación equivaldría al riesgo de un incumplimiento.

Los planes de Axtel, luego del rechazo de principios de año, eran lograr una canje de deuda por 110 millones de dólares de sus notas senior no garantizadas en circulación, también con fechas de vencimiento entre 2017 y 2019. La intención de Axtel es lograr la extensión hasta el 2020 y, además, sumar otra emisión por 36 millones de dólares. Sin embargo para S&P’s la perspectiva es negativa y prevé un ajuste adicional de la calificación.

Resulta interesante el reporte de la calificadora porque es precisamente la emisora la que paga los servicios de evaluación. Es el terreno ideal en donde deben ubicarse la emisora y su agencia de riesgo. Para Axtel los analistas prevén la necesidad de un proceso de reestructura más agresivo como el que experimentó Maxcom y hasta la inyección de capital adicional.

El desafío, mientras los jugadores de este sector esperan la reforma secundaria al sector de las telecomunicaciones, es contar con el capital suficiente para esperar mejores condiciones de competencia.

 

A FONDO: Aviso de Axtel a la BMV sobre su oferta de intercambio de bonos.

OPINIÓN: ¿Nadando de a muertito?, columna El Observador de julio 22 de 2013.