Empresas y Empresarios

Gastélum se adelanta a capitalización de MRO

06-11-2013 10:00

En una estrategia que buscó evitar las impugnaciones por parte de los sindicatos de trabajadores de Mexicana de Aviación –de tierra, sobrecargos y pilotos– ayer Jorge Gastelum, representante de Tenedora K –propietaria de los activos, concesionaria legal de las licencias y de slots en aeropuertos de Estados Unidos, pero sobre todo responsable de las deudas de Mexicana de Aviación con bancos y trabajadores– presentó ante la Juez Edith Alarcón un documento en el que habrían aceptado la capitalización de deudas por más de 90 millones de dólares.

De aceptarse la oferta de Tenedora K entonces la Juez Edith Alarcón podría levantar en los próximos días el concurso mercantil para Mexicana Agrandar
De aceptarse la oferta de Tenedora K entonces la Juez Edith Alarcón podría levantar en los próximos días el concurso mercantil para Mexicana

Esto, a cambio de entregar a Bancomext, Banorte y Aeropuertos y Servicios Auxiliares, la participación de más del 82 por ciento del capital de la base de mantenimiento, MRO, de Mexicana de Aviación.

Al enterarse de la intención de Gástelum de adelantarse a la capitalización de pasivos con Banorte, Bancomext y ASA, los abogados de los sindicatos unidos de la aerolínea buscaron presentar un amparo para intentar la suspensión de estas medidas de capitalización.

Los argumentos serían el castigo que ya habría aplicado Banorte de las deudas de Mexicana, con lo que se habrían trasladado estas minusvalías al Instituto de Protección al Ahorro Bancario (IPAB).

Por esa razón, dicen los trabajadores inconformes, Banorte -que preside Guillermo Ortiz- ya no debería participar en la capitalización de pasivos sin antes acreditar que sigue reportando en su cartera vigente el adeudo. La misma situación se argumentaría en el caso de Bancomext, a cargo de Enrique De la Madrid, porque desde el 28 de septiembre de 2010, la cartera con problemas de Mexicana habría pasado a un fideicomiso de Nacional Financiera.

Banorte, con el 53 por ciento de la deuda de las cuatro empresas en concurso mercantil que conforman la estructura accionaria de Mexicana, habría aceptado el lunes pasado la propuesta de capitalización de Tenedora K, quien –en voz de Gástelum– no reconocería la enorme deuda laboral generada con los sindicatos.

Los trabajadores y sus representantes legales calculan que, incluyendo salarios caídos, los números rojos con la fuerza laboral ascienden a 11 mil millones de pesos. La capitalización de pasivos a cambio del control del MRO, por el cual suspiran aerolíneas como Interjet, de Miguel Alemán Magnani, ascendería a 90 millones de dólares.

De aceptarse la oferta de Tenedora K –avalada por tres de los principales acreedores– entonces la Juez Edith Alarcón podría levantar en los próximos días el concurso mercantil para Mexicana así como para las empresas Aerovías Caribe, Mexicana Inter y el MRO.

El problema es que la Tenedora K se libera de deudas pero se queda con activos intangibles: las rutas y sin la decisión de cumplir los acuerdos con los trabajadores que, desde anoche, ya se encontraban en pie de guerra ante lo que consideraron una sorpresa de mala fe.

Mientras tanto, el inversionista que aparentemente capitalizaría Mexicana, Juan Antonio Santana Ayala, esperaba que la Juez Alarcón le precisara si su oferta podría considerar la propiedad del MRO, una variable determinante –dijo– para los socios que lo acompañaban en esta aventura.

 

MÁS INFORMACIÓN: Los intereses de Banorte en Mexicana, nota de Arena Pública de octubre 30 de 2013.

Comentar