Economía

GDM y la auditoría a la Durango-Mazatlán

Como en los buenos tiempos durante el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, Grupo Mexicano de Desarrollo (GMD), una de las constructoras beneficiadas por el boom carretero de la década de los noventa, celebró ayer el término de los trabajos de la autopista Durango-Mazatlán; una autopista con la que, se asegura, se reducirá hasta en 50% el tiempo de recorrido entre ambas regiones y que constituía uno de los añejos pendientes de los gobiernos panistas.

18-10-2013 10:05 Por : Arena Pública
GMD, una de las constructoras beneficiadas por el boom carretero de la década de los noventa, celebró ayer el término de la autopista Durango-Mazatlán.
GMD, una de las constructoras beneficiadas por el boom carretero de la década de los noventa, celebró ayer el término de la autopista Durango-Mazatlán.

GMD, que ahora con menos de 40 años de edad dirige Jorge Eduardo Ballesteros Zavala –que pertenece a la segunda generación de empresarios que fundó esta constructora y otras compañías como Synkro y Situr- participó en la construcción de varios tramos de dicha autopista hacia el Puerto de Mazatlán.

Fueron recursos de Banobras, que dirige Alfredo del Mazo Maza, los que financiaron la carretera de altas especificaciones. Dichos recursos no sólo se dirigieron a la construcción de la vía sino también al pago de indemnizaciones y proyectos de mitigación social entre ejidatarios de la zona.

Ahora grupos de pequeños propietarios en Durango, Nayarit y Sinaloa solicitan una auditoría de los recursos que fueron autorizados para el pago de impactos ambientales y sociales.

El asunto ya llegó a la Residencia Oficial de los Pinos porque los ejidatarios solicitaron directamente al Presidente Enrique Peña Nieto que ordene a Gerardo Ruiz Esparza, titular de Comunicaciones y Transportes (SCT), revisar las finanzas del proyecto. GMD, por cierto, formó parte del consorcio que edificó la autopista Cuernavaca-Acapulco.

 

MÁS INFORMACIÓN: Después de 12 años y 28 mmdp, inaugura Peña Nieto carretera Mazatlán-Durango, nota de Arena Pública de octubre 17 de 2013.