Energía e Infraestructura

Pierde gobierno federal 40 mil mdp por omisión en contratación de seguros: AMIS

Por no adquirir un seguro para infraestructura carretera contra daños materiales, el gobierno federal tendrá que erogar 40 mil millones de pesos, monto que la Secretaría de Gobernación dio a conocer como estimado para la reparación de carreteras y caminos afectados por los huracanes Ingrid y Manuel.

26-09-2013 20:50 Por : Arena Pública
Recaredo Arias, director general de la AMIS.
Recaredo Arias, director general de la AMIS.

El director general de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros, Recaredo Arias, informó que, desde el sexenio del presidente Felipe Calderón, ninguna carretera administrada por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes cuenta con seguro.

En consecuencia, aseguró Recaredo Arias, los gobiernos estatales y municipales con afectaciones carreteras por el paso de los recientes huracanes tendrán dificultades para acceder a los recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), ya que exige “cierto nivel de aseguramiento”.

Al respecto, Arena Pública constató que el artículo 13 del reglamento de operaciones del Fonden relativo a la cobertura señala que: "Los apoyos estarán dirigidos a la reparación o restitución total o parcial...  cuando no exista obligatoriedad jurídica para asegurarse o si el costo de aseguramiento resulta económicamente inviable".

Recaredo Arias recalcó que la erogación del gobierno por reparación de infraestructura carretera pudo evitarse si el riesgo se hubiera pasado a las aseguradoras, y que el gobierno se verá obligado a realizar una reasignación de recursos para cubrir los daños, puesto que los recursos del Fonden para el 2013, 5,500 millones de pesos, son mucho menores al monto total de daños que tan sólo en el sector infraestructura ascienden a 40 mil millones de pesos.

De acuerdo con la AMIS, los daños en infraestructura carretera por el paso de los huracanes Ingrid y Manuel corresponderán al 53% de los daños totales, previsión que realizaron con base en daños provocados por huracanes anteriores.

El director de la AMIS afirmó que la razón por la que, en la actualidad, las carreteras y caminos administradas por la SCT no cuentan con seguros, es porque durante dos años consecutivos la dependencia lanzó licitaciones para la contratación de dicha cobertura; sin embargo, en 2011 y 2012 se declararon desiertas.

Recaredo explicó que el diseño de la última licitación de la SCT para la contratación de seguros no brindaba seguridad a los miembros de la AMIS por contener cláusulas poco claras que les obligaban a pagar daños que no estaban especificados, y en ausencia de información más clara, los concursantes elevaron sus precios y estos rebasaron las especificaciones de la SCT.

Por su parte, las carreteras concesionadas o de cuota en su gran mayoría cuentan con un seguro, pero de responsabilidad civil, es decir, por lo que pudiera ocurrirle a un auto a causa del uso de la carretera y no por daño patrimonial, en caso de enfrentarse a daño por fenómeno de la naturaleza u otro.

En lo que a viviendas se refiere, el director general de la AMIS reportó que la erogación por pago de pólizas, aunque no lo tienen contabilizado con exactitud, será muy bajo ya que a nivel nacional tan sólo el 5% de viviendas con un costo medio y alto están aseguradas por voluntad propia y un 26% a través de créditos hipotecarios, Recaredo destacó que por el nivel socioeconómico bajo de los lugares donde impactaron los huracanes el índice será aún menor.

El pago de pólizas por daños a automóviles asegurados será mayor, ya que del total del parque vehicular de México el 27% está asegurado, de ese porcentaje el 23% tiene una cobertura que incluye riesgos naturales, es decir, de los 33 millones del parque vehicular del país, tan solo están asegurados entre 6 .5 y 7 millones de autos.

Hasta el momento, la AMIS estima erogar 4 mil 400 millones de pesos por daños en 4 mil vehículos asegurados.

Recaredo Arias, director general de la AMIS, aseguró no contar con cifras respecto del porcentaje de cosechas aseguradas a nivel nacional, pero expresó que en Sinaloa o Colima. por el tipo de producción a gran escala, existe un alto nivel de aseguramiento en coberturas agrícolas en comparación con el resto de los estados afectados como Acapulco o Guerrero donde la cobertura de cosechas es casi nula.

Por su parte, Luis Alvarez Marcen, director de Daños y Autos de la AMIS, explicó que por ley, una vez que las aseguradoras tengan toda la información sobre los siniestros causados para cada caso por los huracanes Manuel e Ingrid tienen 30 días para pagar, asimismo, señaló que tardarán poco menos de un año y medio en liquidar el total de pólizas que cubran los daños.

 

A FONDO: Vea aquí la presentación ejecutiva de la AMIS para conferencia sobre Daños provocados por los fenómenos meteorológicos Ingrid y Manuel.