Economía

AMLO vs la realidad; las promesas en las que el presidente electo titubea

Retirar al ejército de las calles, cancelar el NAIM, echar para atrás la reforma energética y bajar el precio de la gasolina son algunas promesas que no sabemos si AMLO podrá cumplir.

20-09-2018 12:00 Por : Arena Pública

"Sostengo que hay crisis en México”, sentenció López Obrador.

Esto, tras ser cuestionado por los medios de comunicación por sus declaraciones en las que afirmó que México se encuentra en bancarrota, lo cual lo llevaría a no cumplir con las exigencias de la gente, pero sí con lo que se prometió. 

A pesar de la reiteración del presidente electo en que se cumplirán sus promesas de campaña, hay ciertos temas en los que el oriundo de Tabasco se maneja con tal ambigüedad, que es dificil saber si lo dicho en campaña seguirá en pie o no. 

 

Te puede interesar: Aún con recuento, elección en Puebla con riesgo de ser anulada, 20 de septiembre de 2018

 

Bajar el precio de la gasolina

El 12 de abril en un mitin en Nayarit AMLO prometió bajar el precio de la gasolina y se comprometió a reducir el precio de los combustibles, el gas y la energía eléctrica. Durante toda su campaña pregonó que el precio de los combustibles no subiría si el fuera electo presidente.

Tres días después de la histórica votación del 1 de julio, el propuesto de Obrador para ocupar la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Carlos Urzúa, declaró por televisión en cadena nacional, que el precio de la gasolina seguiría “como está ahora”, es decir, se seguiría controlando el precio de la gasolina manipulando el impulso fiscal al Impuesto Especial a Productos y Servicios (IEPS).

Controlar el precio de la gasolina con este mecanismo le costó al gobierno 67 mil 993 millones de pesos en 2017. La ley de ingresos de dicho año marcaba una recaudación por IEPS a combustibles automotrices de 284 mil 432 millones de pesos, sin embargo, al final del año, la Secretaría de Hacienda reportó una recaudación por este concepto de 216 mil 498 millones de pesos.

La extracción de petróleo también se encuentra en declive desde hace varias décadas. Foto vía Pemex.

Retirar al ejército de las calles

Desde su campaña presidencial en 2012, Obrador manifestó que su política sería retirar al ejército y la marina “de las calles”, como coloquialmente se le denomina a la función de combate al narcotráfico. 

No obstante, en conferencia de prensa el 24 de agosto de 2018 ya como presidente electo, Andrés Manuel detalló que el ejército seguiría en las calles, pues no existen las condiciones para retirarlo aún. “Quiero ser lo más sincero: si no contamos con el apoyo del ejército y de la marina, no podríamos enfrentar el problema de inseguridad. En las circunstancias actuales no hay alternativa”, lamentó.

En 2017 la violencia batió récord al registrarse más de 25 mil homicidios dolosos, la cantidad más alta en el México moderno.  

Cancelar el NAIM

Desde 2015, el partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) presentó un proyecto alterno de aeropuerto para la zona central del país ubicado en Santa Lucía, bajo el argumento que el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) que se construye en Texcoco era demasiado costoso. 

Al arranque de su precampaña electoral, Obrador incluyó la cancelación del NAIM dentro de sus propuestas de campaña e incluso, amenazó con promover amparos para evitar que se repartieran contratos. 

Ya como presidente electo, Obrador dio un giro de 180 grados a su promesa de campaña, y dictaminó que serían los ciudadanos quienes elegirán si el NAIM continúa o no, pues “el pueblo es sabio”.

La última encuesta publicada por grupo Mitofsky, señala una preferencia de la población a mantener el NAIM sobre la idea de Santa Lucía. 

El NAIM presenta un avance del 31.5% del total de la obra.

Echar para atrás la reforma energética

Revisar los contratos a extranjeros derivados de la Reforma Energética, y en caso de ser necesario, tirar toda la reforma fue el discurso de Obrador durante la campaña. 

Sin embargo, mientras el tiempo pasaba y se mantenía en la cabeza de las encuestas, AMLO moderó el discurso centrándolo únicamente en la revisión de contratos “dañinos para el pueblo de México”. 

Tres de los principales colaboradores de Obrador han afirmado que la reforma no se cancelará; Urzúa, Nahle y Seade, los primeros dos propuestos para la Secretaría de Hacienda y Energía respectivamente, y el último como negociador del Tratado de Libre Comercio con Canadá y Estados Unidos. 

No obstante, lo dicho por el equipo de Obrador, la incertidumbre aún permea en el ambiente, pues dentro del mismo partido político hay quienes están empecinados en abrogar la reforma, tal es el caso del diputado Gerardo Fernández Noroña, quien en repetidas veces ha dicho que presentará una iniciativa para lograr su cometido.
 

 

 

MÁS INFORMACIÓN: Estadísticas Oportunas de Finanzas Públicas, Secretaría de Hacienda y Crédito Público