Gobiernos y Finanzas Públicas

Tensiones entre Norcorea y Estados Unidos están a un paso de tener resultados bélicos

28-09-2017 11:30

Las tensiones entre Estados Unidos y Norcorea están en su punto más alto debido a los comentarios del presidente Trump.

Guerra de amenazas entre Donald Trump y Kim Jong Un se hace cada vez más fuerte. Agrandar
Guerra de amenazas entre Donald Trump y Kim Jong Un se hace cada vez más fuerte.

Norcorea y Estados Unidos nunca han tenido una relación diplomática cercana.

Pero en 2017 las tensiones entre ambos países han escalado de manera exponencial.

Entre el líder Norcoreano Kim Jong Un y el presidente Trump hay una guerra de declaraciones que cada vez más escalan de tono.

Los últimos comentarios del líder de la nación asiática Kim Jong Un han sido francamente beligerantes y personales en contra del presidente Donald Trump y de Estados Unidos en general.

 

Las amenazas entre ambos líderes han sido constantes.

 

“De manera segura, voy a acallar a ese loco senil con fuego”, dijo Kim Jong Un luego de que el presidente Trump diera un discurso en las Naciones Unidas en el que amenazó con “destruir totalmente” a Norcorea el 19 de septiembre de 2017.

“Ahora que Trump ha negado mi existencia y la de mi país y nos ha insultado enfrente de los ojos del mundo, ha hecho la declaración de guerra más feroz de la historia al decir que va a destruir [Norcorea]. Vamos a considerar con toda seriedad ejercer las contramedidas correspondientes, del más alto nivel visto en la historia”, dijo el presidente del país asiático el 22 de septiembre.

De hecho, la nación comunista ha amenazado con probar una bomba de hidrógeno en la atmósfera, lo cual además de violar los tratados internacionales sobre proliferación de este tipo de armas, podría liberar elementos nocivos al aire.

 

Te puede interesar: Corea del Norte: 11 de septiembre..., 12 de septiembre de 2017.

 

Lo anterior sería un evento que ninguna nación ha llevado a cabo en más de 35 años. Lejos de calmar el ambiente, el viernes 23 de septiembre, Trump tuiteó “Kim Jong Un de Corea del Norte, quien evidentemente es un demente al que no le importa matar o matar de hambre a su gente, ¡será probado como nunca antes!”.

 

El inicio del problema

La localización geográfica de la isla de Corea –que hoy está dividida en Norcorea y Surcorea- ha sido la razón estratégica por la que países como Rusia, Japón y Estados Unidos hayan ido a la guerra para dominarla.

A principios del siglo XX la guerra entre Rusia y Japón tuvo lugar por el control de Manchuria y la isla. Finalmente Japón resultó vencedor, lo que causó que los nacionalistas coreanos se molestaran con Estados Unidos, potencia que simplemente aceptó la nueva área de influencia nipona.

Japón anexó a sus territorios a Corea unos años después, lo cual tampoco fue impedido por Estados Unidos. En la Segunda Guerra Mundial, con ambas naciones como enemigos, su postura sobre la ocupación japonesa de Corea cambió.

Corea, como Alemania, fue dividida. La parte estadounidense se determinó fuera el sur, con capital en Seúl. El norte, fue entregada a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), con capital en Pyongyang.  Así fue que el norte asoptó el sistema comunista y el sur, el capitalista.

Desde 1948, un miembro de la familia Kim es el líder de la nación: Kim il-Sung, abuelo de Kim Jong Un y el primer mandatario supremo de esa nación. Él estableció un liderazgo incuestionable, nacionalizando industrias, haciendo reformas y estableciendo un culto alrededor de su persona y de sus herederos.

 

Te puede interesar: Prueba de misil intercontinental en Corea del Norte, 8 de julio de 2017.

 

En la guerra fría, las tensiones entre Corea del norte y Estados Unidos empezaron, pues la primera nación invadió a su vecino del sur, lo cual inició una guerra entre ambas Coreas y Estados Unidos. Norcorea finalmente fue replegada, y siguió creciendo con el patrocinio de la URSS.  Aun cuando la URSS cayó, Corea del Norte mantuvo su rígido modelo comunista y su enemistad con Estados Unidos.

Con el régimen de Kim Jong Un, Corea del norte ha realizado el doble de pruebas militares que cuando su padre gobernaba, y esto es lo que ha reavivado el conflicto. Su personalidad, combinada con la personalidad del presidente Donald Trump es lo que le ha echado leña al fuego de una rivalidad de más de un siglo.  

 

Pero esta vez, es diferente de acuerdo con expertos

Las amenazas del país asiático no son novedad en la arena internacional. Ni siquiera es la primera vez en la que el presidente Trump y Kim Jong Un intercambian amenazas directamente. Lo que sí es, de acuerdo con expertos, es la primera vez que esas amenazas pueden realizarse.

“Nunca habíamos visto algo como esto, personalmente no lo tomaría como un alarde sino que esperaría que se tomen acciones. ¿Qué acciones exactamente? aún no está claro, pero creo que serían severas”, dijo Jenny Town, directora adjunta del Instituto de Relaciones EU-Corea de la Universidad de Johns Hopkins.

Lo que alarma a los investigadores es la combinación de la amenaza altamente específica de la bomba de hidrógeno combinado con la naturaleza inusual de lo dicho por el líder norcoreano.

“El ciclo de amenazas y contra-amenazas ha entrado una fase aún más peligrosa. Tenemos a dos líderes volátiles con armas nucleares que están tomando este conflicto como personal y avanzan la retorica irresponsable”, de acuerdo con Kingston Rief, de la Asociación para el control de armas.

 

Expertos alertan sobre el riesgo de la posible bomba de hidrogeno que el país asiatico quiere probar.

 

El hecho de que las declaraciones en las que se describe al presidente de Estados Unidos como un “loco senil” son en realidad un memorándum personal del líder norcoreano no tiene precedente y merece ser analizado, profundiza Town.

También de preocupar es el hecho de que la bomba de hidrógeno que piensan probar, si llegaran a cumplir con su amenaza, no sería contenida en un búnker subterráneo, como usualmente ocurre, sino que será una prueba atmosférica.

 

Te puede interesar: China moviliza tropas en la frontera con Corea del Norte, 25 de julio de 2017.

 

“Si Kim Jong Un hiciera una prueba atmosférica, eso sería un gran gran problema. Cualquier presidente se sentiría presionado a responder de alguna forma.”, de acuerdo con Mira Rapp-Hooper, profesora de Harvard que estudia a Norcorea.

“El hecho de que este sea un enunciado personal de Kim [el memorándum respuesta a Trump] hace que las cosas lleguen a otro nivel, y si Norcorea cumple su amenaza, estaremos en un territorio muy peligroso, en verdad”. De acuerdo con Laura Rosenberger, la directora del Consejo Nacional de Seguridad para Corea y China durante la administración de Barack Obama. 

Comentar