Gobiernos y Finanzas Públicas

Gobernadores desvían 250 millones de la infraestructura deportiva en municipios

07-03-2017 09:20

Los estados de México, Oaxaca y Nuevo León transfirieron 140 millones de pesos a cuentas distintas a las destinadas para administrar los recursos municipales del Fondo de Infraestructura Deportiva.

El Estado de México y Nuevo León fueron dos de los estados implicados en el desvió y falta de administración de fondos a municipios. Agrandar
El Estado de México y Nuevo León fueron dos de los estados implicados en el desvió y falta de administración de fondos a municipios.

Municipios de cinco estados se quedaron sin construir infraestructura deportiva porque los recursos presupuestados para tal fin nunca llegaron.

Los estados de México, Oaxaca y Nuevo León transfirieron casi 140 millones de pesos a cuentas diferentes a las destinadas para administrar los recursos municipales del Fondo de Infraestructura Deportiva, de tal forma que no pudo comprobarse si los recursos efectivamente se entregaran, reveló la Auditoría Superior de la Federación en la revisión de la cuenta pública 2015.

 

Belem Guerrero, medallista olímpica del EdoMex en Atenas 2004

El monto equivale a la cuarta parte del presupuesto destinado a la Comisión Federal de Competencia Económica en 2017.

De los tres estados Nuevo León registró la suma desviada más alta por casi 69 millones de pesos, le siguió Oaxaca con 40 millones y el Estado de México con 30 millones.

La Auditoría identificó también que cuatro administraciones estatales negaron o entregaron una cantidad menor de recursos a 33 municipios para la creación, mejoramiento o ampliación de espacios deportivos.

Los recursos no entregados sumaron 114.5 millones de pesos, siendo el Estado de México quien negó la mayor cantidad de recursos con 74 millones de pesos, le siguió Michoacán con 39 millones, Baja California Sur con 874 mil pesos y Nuevo León con 204 mil pesos.

 

Te puede interesar: Presupuesto Olímpico, Eduardo Revilla, 24 de agosto de 2016

 

Del total de las localidades afectadas 11 se ubicaron en el Estado de México, 11 en Michoacán, 10 en el estado de Nuevo León y una en Baja California Sur.

 

Procesos contra gobernadores

Solo uno de los cinco gobernadores implicados en los desvíos de fondos sigue un proceso penal por delitos cometidos durante su mandato.

Rodrigo Medina de la Cruz, ex gobernador de Nuevo León, fue acusado de peculado -delitos contra el patrimonio del estado- por un monto superior a los 3,100 millones de pesos y por ejercicio indebido de funciones públicas, motivo por el cual le otorgaron prisión preventiva desde finales de enero.

Sin embargo, el 9 de febrero fue puesto en libertad gracias a que presentó un amparo. La fiscalía continúa con las averiguaciones.

Al ex gobernador de Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo, le fue ratificada la demanda de juicio político por un desvío de fondos por más de 10 mil millones de pesos del erario estatal.

El análisis de las pruebas que fueron presentadas el 24 de febrero determinarán el inicio de las investigaciones por la fiscalía del estado.

Salvador Jara Guerrero, ex gobernador interino de Michoacán durante el periodo junio 2014 - septiembre 2015 no enfrenta ningún cargo, fue nombrado subsecretario de Educación Superior en octubre de ese último año.

En noviembre de 2016 el ex gobernador de Baja California Sur, Marcos Covarrubias fue denunciado por uso inadecuado de recursos públicos durante 2011 y 2013 pero hasta la fecha no se han iniciado averiguaciones.

Finalmente el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, continúa en funciones por lo que mantiene su fuero hasta el último día de su mandato que será el próximo 14 de septiembre. 

 

Comentar