Tecnologías

Apple busca disminuir su dependencia con Samsung y recurre a fabricantes chinos

Apple quiere disminuir su dependencia de los paneles fabricados por Samsung, que se encarga de fabricar las pantallas OLED del iPhone X y modelos más recientes.

26-08-2019 12:17 Por : DPL News
El iPhone usa pantalla OLED de Samsung desde 2017. (Foto: The Verge)
El iPhone usa pantalla OLED de Samsung desde 2017. (Foto: The Verge)

Apple está en las pruebas finales para certificar las pantallas del fabricante chino BOE Technology Group para sus iPhones del próximo año.

El gigante con sede en California intenta reducir los costos en la fabricación de sus dispositivos, y principalmente disminuir su dependencia con la surcoreana Samsung.

Apple quiere disminuir su dependencia de los paneles fabricados por Samsung, que se encarga de fabricar las pantallas OLED del iPhone X y modelos más recientes.

La pantalla OLED es el componente más caro del iPhone. Durante el 2017, representó casi un 30 por ciento del costo total del iPhone X, el primer iPhone OLED, según datos de IHS Markit.

 

¿Cómo impacta en la relación Apple-Samsung?

El fabricante del iPhone actualmente compra pantallas OLED a Samsung, que domina el mercado de pantallas premium a nivel mundial con una participación de más de 90 por ciento.

Samsung es parte de las compañías afectadas por el bloqueo a las exportaciones de materiales de alta tecnología de Japón a Corea del Sur, por lo que al limitar su relación con la surcoreana, Apple garantizará el suministro para sus próximos dispositivos.

La entrada de BOE en una de las cadenas de suministro de teléfonos inteligentes más exigentes del mundo marcaría un salto adelante para la industria china de paneles de visualización, la cual ha recibido miles de millones de dólares de apoyo estatal y público durante la última década.

El sector ha sido impulsado por Beijing con subsidios en un intento por estimular su industria en la cadena de valor de la electrónica de consumo. También se espera que el mercado OLED se expanda rápidamente en el futuro cercano, saltando de los 25.5 mil millones en 2018, a más de 30 mil millones de dólares en este año, informa IDTechEx Research.

Estas pantallas avanzadas utilizan una corriente eléctrica que pasa a través de películas delgadas de materiales orgánicos para generar luz y, por lo tanto, consumen menos energía. No sólo permiten un mejor contraste y color, teléfonos inteligentes más delgados y pantallas plegables, sino que también se pueden usar en dispositivos portátiles y otros dispositivos electrónicos.