Citigroup: ¡Vendan pesos y compren dólares!

15-06-2016 15:27

El mercado se ha estado preguntando ¿porqué el peso mexicano se ha comportado con tanta debilidad, si los ‘fundamentales’ (de su economía) son tan fuertes? Para nosotros la pregunta es, porqué el peso ha estado tan fuerte dada la debilidad de sus ‘fundamentales’.

El párrafo anterior anterior es el planteamiento inicial de un documento en inglés de 13 páginas publicado el 2 de junio por el área de análisis de Citigroup -el dueño   de Banamex- y cuyo solo título (“¿Porqué el peso mexicano es tan fuerte?”) refleja la dura crítica de los economistas del banco estadounidense al estado actual de la economía mexicana.

El documento no llama la atención por su contenido duro, crítico, hacia la economía mexicana y –al final- hacia el manejo del rumbo de la economía por parte del secretario Luis Videgaray. El documento llama la atención por lo inusual de hacerlo públicamente.

Este tipo de documentos de los grupos financieros en los que se critica frontalmente el estado de las finanzas públicas, de la balanza comercial y de la política económica en su conjunto- generalmente han circulado de manera restringida al interior de los bancos. Nunca hacia fuera.

Pero el documento del Citi, vá más allá: recomienda vender los pesos mexicanos, es decir, comprar dólares; y eso muy pocas veces (o nunca que recuerde) se había puesto por escrito en un documento de un grupo financiero relacionado con México.

No es cuestión de escandalizarse, al fin y al cabo los bancos y sus áreas de análisis responden a los intereses de sus clientes y accionistas –como cualquier empresa- y punto. La cuestión es que el documento que publicó el Citi el 2 de junio, firmado por Dirk Willer y Kenneth Lam, es inusual… en México y en algunos otros países. Le repito algunos de los argumentos y conclusiones de los analistas del Citi en el documento:

1. Tanto el déficit fiscal como el déficit externo son preocupantes, mucho mas de lo que se cree generalmente y será difícil para el gobierno financiarlos en el futuro cercano.

2. Hay poca claridad de lo que implican las fuertes cantidades de errores y omisiones en la balanza de pagos y se presume que éstas tienen que ver con la balanza de capitales que aún requieren ser financiadas; además de que los flujos de inversión extranjera directa son modestos en México en relación a otros países emergentes.

3. La situación fiscal de México es más complicada de lo que generalmente se cree. El gobierno tendría que aplicar un agresivo ajuste fiscal pero la experiencia mexicana habla de que los gastos fiscales han sido pobremente controlados y esta situación se complica aún más por la cercanía de las elecciones de 2018.

4. El nivel de deuda crecerá por arriba del 50% del PIB. La deuda ha seguido aumentando y en el pasado el gobierno ha sido muy optimista con sus previsiones, y lo seguirá siendo en el futuro.

5. El factor político jugará en contra de México. De aquí a noviembre las elecciones en Estados Unidos y el potencial triunfo de Trump mantendrán en vilo al peso mexicano, dado que el peso es una moneda de cobertura preferida, con y sin el ‘factor Trump’, lo que lo hace muy vulnerable.

6. Las elecciones presidenciales juegan como factor de volatilidad. La desaprobación presidencial actual –incluso mayor que en los años del ‘efecto tequila’- ha impulsado a la izquierda de López Obrador y esto puede crecer en 2017 provocando mayores desembolsos de gastos fiscales haciendo menos creíble los objetivos de consolidación fiscal del gobierno.

7. Dados estos argumentos las subidas de tasas solo tienen efectos temporales y las intervenciones en el mercado cambiario no son una panacea; por lo que el Banco de México no tiene mucho que hacer. Un peso más débil en esta etapa parece más benéfico para México.

8. Manténgase desinvertidos en bonos mexicanos y prefieran Udibonos (bonos con rendimientos reales sobre la inflación) ante los escenarios de riesgo que se presentan. Una recomendación que –en otras palabras- implica vender pesos mexicanos en los mercados cambiarios.

El documento del Citi por supuesto que no pasó desapercibido para la secretaría de Hacienda.

El 9 de junio pasado el área de análisis de Banamex –dirigida ahora por Ernesto Revilla, ex economista en jefe de la Secretaría de Hacienda- se vio obligada a publicar un reporte especial sobre el tema del peso. Allí Revilla y los economistas del banco intentan una explicación menos dura que el tono usado por sus colegas del Citi.

El hecho es que la posición del grupo estadounidense es clara: Vendan pesos (y compren dólares).

 

Documento del área de análisis de Citigroup publicado el 2 de junio de 2016 (13 págs.)  

 

 

Twitter: @SamuelGarciaCOM

Correo: samuel@arenapublica.com