El Observador

CNBV sí investiga a Alta Servicios Financieros

11-05-2015 08:14

El miércoles de la semana pasada preguntamos en este espacio si la sociedad financiera popular Alta Servicios Financiero será un nuevo caso de defraudación al estilo Ficrea y si las autoridades regulatorias estaban en el asunto.
 
Las preguntas sobre Alta Servicios Financieros son pertinentes porque el caso de la intervención de la sociedad financiera popular Ficrea y la pérdida de los recursos de los depositantes ha llegado hasta el Congreso de la Unión a tal grado que los diputados han planteado un virtual rescate de los depósitos con recursos públicos; una salida indeseable y que aquí ya hemos comentado.

Por conversaciones directas con ambas partes sabemos que las autoridades de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), están siguiendo y revisando con detenimiento el estado y los movimientos de la sociedad financiera popular Alta Servicios Financieros, que preside Salvador Abascal Álvarez.
 
A la CNBV sí le preocupa el caso y los cuestionamientos de la autoridad se dirigen al destino y documentación de los recursos captados, aunque también al probable uso de las sucursales de la financiera para la venta de productos de negocios relacionados pertenecientes a Grupo Alta y que también incluyen servicios de telecomunicaciones, tiendas de conveniencia, así como nuevos proyectos empresariales que está emprendiendo el Grupo.
 
Las indagaciones que está realizando la autoridad financiera fueron confirmadas por el propio Salvador Abascal, quien niega que Alta Servicios Financieros realice en sus sucursales cualquier tipo de negocios relacionados que posee el Grupo Alta, así como cualquier destino de los ahorros captados ajeno al de la intermediación financiera a la que se dedica la sofipo.
 
Más aún, la intermediaria financiera que dirige Enrique Amara tiene la intención de solicitar la autorización para convertirse en un banco comercial de nicho enfocado al microcrédito en un tiempo cercano.
 
Uno de los cuestionamientos que se hicieron sobre el desempeño reciente de Alta Servicios Financieros lo hizo el propio NSC Consultores, la empresa de auditoría que dictaminó el balance 2014. En este dictamen NSC Consultores se negó a dar una opinión sobre los estados financieros de la sofipo al encontrar información no aclarada, como millonarias transferencias de efectivo de Alta Servicios Financiero a una de sus filiales, así como compras de 38 sucursales de las que desconocía si los inversionistas habían dado o no su consentimiento.
 
Salvador Abascal nos asegura que en unos cuantos días NSC Consultores emitirá un reporte detallado aclarando ambas operaciones y emitiendo su opinión sobre los estados financieros de la sofipo.
 
A las autoridades les llamó la atención las elevadas tasas de interés que ofrece Alta para captar recursos y cuya tasa implícita fue de 10.68% a finales de 2014 (la más alta de la sofipos) según informa la CNBV en sus reportes estadísticos. El reporte de Planet Rating, una calificadora especializada en microfinancieras con sede en París, muestra que Alta Servicios Financieros tenía tan sólo 311 ahorradores del segmento medio alto y alto a finales de 2014 con una inversión promedio de 528 mil 999 pesos; aunque la CNBV reporta un saldo de captación tradicional por 172 millones 227 mil pesos a esa misma fecha.
 
De allí que sea crucial para el fondeo de la oferta crediticia de Alta –posee una cartera de créditos de casi 152 millones de pesos con una tasa implícita de 106.11% (la más alta del mercado) con más de 51 mil clientes activos- ofrecer tasas de interés elevadas; de allí que muy probablemente Alta Servicios Financieros reinicie su estrategia de ofrecer altas tasas de interés, por encima del 10%, a pesar de la recomendación de las autoridades.
 
Si bien las cifras publicadas y la calificación que se le asigna a la sofipo Alta (B-) lucen hasta cierto punto normales, la autoridad sigue investigando y veremos si las sospechas de la CNBV se confirman o no.

 

OPINIÓN: Alta, ¿el otro Ficrea?. Columna de Samuel García del 6 de mayo de 2015.

OPINIÓN: Financieras bajo escrutinio. Columna de Samuel García del 19 de febrero del 2015.
 

Comentar