La venta de Expansión

30-06-2014 06:25

Finalmente la semana pasada Time Inc. anunció la venta del Grupo Expansión en una operación esperada desde hace tiempo porque el negocio mexicano está fuera del radar de la empresa estadunidense que se encuentra reorganizando sus negocios impresos y digitales para enfrentar la caída en sus ventas publicitarias y sus deudas que ascienden a mil 300 millones de dólares.

Apenas el 9 de junio pasado había concluido formalmente la fase de escisión de Time Inc. de su matriz Time Warner, cuando el diario The New York Times ya anunciaba que la compañía, que encabeza Joe Ripp, realizaría nuevos recortes operativos como la reducción de los costos de la redacción en un 25%, en adición a los más de 500 puestos de trabajo que eliminó a finales del año pasado.

Incluso, dada la situación de la compañía estadunidense, se rumora que la empresa podría deshacerse de algunas de las propiedades inmobiliarias que posee para mitigar sus presiones financieras y “darle la vuelta” definitiva a esta etapa.

Pues bien. Grupo Expansión, el negocio mexicano de Time Inc., si bien no representaba un gran activo para el grupo estadunidense, su venta sí contribuirá a aliviar las presiones que enfrenta el directorio que encabeza Ripp. Aunque no se revelaron los detalles de la operación, ni son públicas las cifras del grupo, es posible que la venta al fondo de inversiones Southern Cross Group le haya redituado entre 80 y 90 millones de dólares; alrededor de 1.5 veces las ventas anuales y unas 10 a 12 veces la utilidad estimada.

Time adquirió Expansión en 2005 en una operación por la que habría pagado alrededor de 50 millones de dólares.

Si bien el Grupo Expansión tiene un importante posicionamiento en el mercado de las revistas impresas (Quién, Chilango, ELLE, Expansión) y de los portales de internet especializados en México (CNN México, CNN Expansión, Metros Cúbicos, Medio Tiempo), solo detrás de Editorial Televisa, el mercado de las publicaciones especializadas impresas no deja de ser pequeño para el tamaño de la economía y recientemente bastante ofertado. Diarios y no pocas empresas productoras de revistas y publicaciones especializadas están buscando recibir ofertas desde hace tiempo. La razón es sencilla: la dificultad de sobrevivir por un mercado publicitario contraído.

A los portales de internet les ocurre más o menos lo mismo, aunque la tendencia en inversión publicitaria es a la alza, parten de una base de ventas pequeña que aún tomará tiempo en generar una masa crítica suficiente en ingresos como para sustentar una buena calidad en la generación de sus contenidos.

Así que la apuesta en el negocio de las publicaciones especializadas híbridas tanto con medios impresos como internet pasa por cuatro aristas: La generación de amplias comunidades de usuarios afines que ofrezcan influencia y fidelidad, la inversión en innovación en tecnologías para la información que presenten productos diferenciados y útiles a sus mercados, la generación de contenidos con valor agregado para los grandes jugadores que poseen las redes de telecomunicaciones, y el despegue de la economía que potencie el negocio publicitario cruzado (impreso-web) en México.

El fondo de inversiones Southern Cross Group no tiene experiencia en medios por lo que su compra del Grupo Expansión es una apuesta a la rentabilidad de su inversión en el mediano plazo -similar a lo que ocurrió con MMCinemas- basado en la coyuntura de un mayor potencial de los mercados de medios a partir de la nueva competencia que viene con las reformas y del crecimiento económico esperado.