El Observador

Contratos petroleros en la mira

25-03-2014 09:25

Uno asunto importante por resolver aún en materia petrolera, tiene que ver con las condiciones de equidad en los procesos de licitación de Petróleos Mexicanos, particularmente en la explotación de campos terrestres y aguas someras.

Una cuestión que, por cierto, adquirirá mayor relevancia una vez que entren en vigor las dos decenas de leyes secundarias que se esperan le den sentido a las reformas constitucionales expedidas en el decreto del 20 de diciembre pasado, y por las que los capitales privados participarán en la exploración y explotación de hidrocarburos.

Ya en los actuales procesos de licitación con contratistas privados que realiza Pemex para la explotación de campos terrestres y aguas someras, ocurre que los ganadores en su gran mayoría –por no decir todos- son las grandes compañías extranjeras. Pero eso no sería ninguna novedad, dado el desarrollo que estas megaempresas han logrado en la industria y los grados de integración que poseen. Sin embargo lo que habrá que revisar con cuidado en estos procesos de licitación de la petrolera estatal, es si las condiciones de competencia son parejas para todos los jugadores, independientemente del origen del capital.

En un reportaje reciente de arenapublica.com se consigna que “la Auditoría Superior de la Federación (ASF) encontró algunos mecanismos usados por los contratistas para ganar dinero, como cobrar gastos durante el periodo de transición, que según los contratos respectivos no les corresponden, y luego reducir la extracción para cobra por barril extra obtenido. Derivado del Análisis de la Cuenta Pública 2012 que realiza la ASF se revela que los contratos existentes presentan varias irregularidades, una previsión de lo que puede ocurrir con la mayor concesión de trabajos petroleros derivada de la reforma constitucional recientemente aprobada”.

Lo preocupante de ello es que estos contratos que firma Pemex, derivados de los procesos de licitación a los que nos referimos, estén incentivando el negocio de los servicios que ofrecen las grandes multinacionales extranjeras, y no el incremento de la producción petrolera; precisamente cuando vemos que la producción de Pemex sigue cayendo.

El asunto merece ser revisado y atendido a tiempo en momentos en que el gobierno define la llamada Ronda Cero, que será fundamental para la fortaleza competitiva de Pemex una vez que se abra el mercado a la competencia de los gigantes petroleros globales.

 

SÍGALE LA PISTA…

1. BANORTE ¿CLIENTE FRECUENTE? Si bien al mejor cazador se le va la liebre, algo está pasando con el control de riesgos crediticios en Banorte que preside Guillermo Ortiz. Y es que los casos gordos y escandalosos de incumplimientos comienzan a ser frecuentes en el banco que fundó Roberto González Barrera. Al viejo caso de Comercial Mexicana, súmele el de Mexicana de Aviación, luego los recientes quebrantos en las desarrolladoras de viviendas, y ahora…Oceanografía. Casos que, ‘pian pianito’ han venido engordando la cartera vencida del banco, pero sobre todo creándole cierta fama nada conveniente en un negocio en el que la confianza es el activo principal.

2. EL RESCATE OCULTO.- Ya lo habíamos dicho con todas sus letras en este espacio hace tiempo, pero eso no importa. Ahora es el Auditor Superior de la Federación, Juan Manuel Portal, quién ha denunciado que la Sociedad Hipotecaria Federal y el FOVI han rescatado a sofoles y sofomes hipotecarias absorbiendo una cartera de 46 mil millones de pesos. “Eso se traduce en un riesgo no cuantificado para el patrimonio de ambas entidades, con independencia de que el rescate financiero ya operado implicará requerimientos onerosos para el erario federal”, ha dicho Portal. La pregunta es ¿y quiénes son los responsables de fraguar este rescate oculto?

Comentar