¿Afectada Televisa?

14-03-2014 09:30

Una vez que el Instituto Federal de Telecomunicaciones, IFT, declaró ‘agentes preponderantes’ en sus mercados a América Móvil, de Carlos Slim, y a Televisa, de Emilio Azcárraga Jean; crecieron como la espuma las expectativas sobre qué decisiones inmediatas tomarán estos dos empresarios -de los más influyentes del país- o cómo afectará la decisión a la evolución futura de sus negocios.

En el caso de la mayor televisora del país –más allá de si se decide a impugnar la decisión del IFT en lo inmediato- la pregunta que queda es ¿cómo afectará a la marcha futura del negocio de Televisa las decisiones del IFT de licitar dos nuevas cadenas de televisión digital abierta y de declararla agente preponderante en el mercado de la televisión abierta?

La respuesta es que no habrá una afectación significativa. No una que modifique la buena marcha que la empresa televisora viene mostrando desde hace varios años y que, presumiblemente, seguirá haciéndolo en los próximos dos o tres años más. Por lo menos ésa es la respuesta que ofrecen los analistas de Accival, del grupo financiero Banamex.

Y es que la argumentación que ofrece la casa de bolsa, en su reporte de 27 páginas sobre Grupo Televisa publicado el día de ayer, luce convincente. Por lo menos hay cuatro argumentos que construyen esta conclusión y que llaman la atención:

Primero.- Televisa es un potente productor de contenidos propios. Lo resume así el reporte aludido: “Televisa puede producir consistentemente contenido de alta demanda y rentabilidad gracias a las relaciones establecidas hace tiempo con productores, escritores y actores, así como a las ventajas de escala de su participación de mercado en México y su distribución en EUA a través de Univisión. La capacidad de producir contenido concede a Televisa una ventaja competitiva y representa un difícil obstáculo para otras compañías del sector”.

Segundo.- Televisa tiene el potencial –como productor de contenidos propios con fuertes ventajas competitivas- de seguir atrayendo consumidores a través de múltiples pantallas (apps, reproductores de medios, internet).

Tercero.- Su inversión en Iusacell y sus negocios de cable podrían potenciarse con la reforma a las telecomunicaciones al mejorar la posición competitiva de Iusacell, en la que Televisa participa al 50%, y de sus empresas de cable en el país (Cablevisión, Cablemás). Las restricciones asimétricas aplicadas a América Móvil pueden ser bien aprovechas por Iusacell y las cableras.

Cuarto.- Su fortaleza como productor y distribuidor de contenidos, así como su participación en televisión de paga e internet, presuponen que Televisa seguirá beneficiándose del crecimiento del mercado publicitario nacional, a pesar de la contracción en la publicidad de la televisión abierta (incluso el reporte prevé que las compañías de Carlos Slim podrían volver a anunciarse en Televisa). Se estima que la participación de mercado en televisión abierta de Televisa caerá del 69% al 65% entre 2013 y 2015 (América Móvil, de Carlos Slim –dice el reporte- es probable que se adjudique una de las licencias de televisión abierta que subastará el IFT); mientras que su penetración en el mercado de televisión de paga pasaría de 57% en 2012 a 60% en 2015.

Así que los analistas de Banamex auguran buen futuro para el negocio de Emilio Azcárraga, con todo y la mayor competencia y las restricciones en televisión abierta que ha impuesto el organismo regulador. De hecho esperan un crecimiento en las ventas de la televisora de 28% entre 2013 y 2016 y, más aún, proyectan que la utilidad neta de Televisa crecerá en 87% en estos tres años de transformación en la regulación de los mercados de la radiodifusión y de las telecomunicaciones.

¿Qué tal? ¡Nada mal!

 

A FONDO: Lea aquí el anális de Accival sobre Televisa, como agente preponderante.