Carstens tenía razón

20-02-2014 09:29

Pocas decisiones tienen tanta influencia sobre los mercados financieros globales como las que toma la Reserva Federal estadounidense. Por esa razón es que a los inversionistas y analistas financieros les basta con leer en entrelíneas las intenciones de los miembros del Comité de Mercado Abierto del FED para reaccionar inmediatamente en uno u otro sentido.

Eso ocurrió ayer cuando se publicaron las minutas de las reuniones que llevaron a cabo los miembros del FED el pasado 28 y 29 de enero. Un párrafo fue suficiente para que los operadores de los mercados accionarios y de bonos reaccionaran negativamente, ante la posibilidad de que los miembros del FED sigan recortando la compra de activos en tramos de 10 mil millones de dólares por cada una de las reuniones que se celebren en este año.

El párrafo en cuestión dice: “Varios participantes argumentaron que, en ausencia de un cambio apreciable en el panorama económico, debía haber una presunción clara a favor de continuar reduciendo el ritmo de compras de bonos en un total de 10,000 millones de dólares en cada reunión”. Si se sostiene la opinión de los “varios” miembros del FED y las condiciones de la marcha económica estadounidense no cambian significativamente, esto implicaría que en este mismo año se retirarían completamente los estímulos monetarios que aplicó el banco central estadounidense a su economía desde la crisis.

Aún restan en el año siete reuniones del Comité de Mercado Abierto del FED –la siguiente es el 18-19 de marzo- por lo que los 65 mil millones de dólares que mensualmente se inyecta a la economía, habrán desaparecido; aunque ello podría generar algunas turbulencias en los mercados emergentes.

Ya Agustín Carstens había previsto que esto ocurriría en una entrevista que le realicé hace casi un mes. En aquella conversación el gobernador del banco central previó que el FED terminaría en este mismo año con el reacomodo cuantitativo para seguir “con su política de compromiso para mantener tasas de interés a corto plazo bajas durante un periodo prolongado”. Lo deseable para nuestra economía, sería que el gobernador también atinara en su diagnóstico de que “las tasas de largo plazo ya se ajustaron…y parece ser que una buena parte del ajuste que deberíamos esperar hacia adelante en las tasas de largo plazo, ya se dio”.

Si el pronóstico es bueno, entonces la volatilidad en nuestros mercados será menor.

 

SÍGALE LA PISTA…

¿PIEZAS PARA ARMAR? Ayer finalmente se dio a conocer que un juez libró orden de aprehensión en contra del empresario Gastón Azcárraga Andrade –primo de Emilio Azcárraga Jean- a solicitud de la PGR por el presunto delito de lavado de dinero y que –al parecer- solo es la punta del iceberg. Es interesante señalar que la noticia –que era inminente desde mediados de noviembre pasado- se diera a conocer el mismo día en que el presidente Peña Nieto envía al Congreso su iniciativa de ley sobre competencia económica y bajo el marco de la Cumbre de Líderes de América del Norte. ¿Acaso es una coincidencia o son piezas para armar?

A QUIEN CORRESPONDA. Dice el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, que la iniciativa de ley sobre competencia económica que envío el Ejecutivo al Congreso, incluye un nuevo tipo de práctica monopólica: la “explotación abusiva” de un “insumo esencial” por un agente económico dominante en el mercado. Habrá que ver los detalles con toda precisión, pero la propuesta suena más que interesante y, si nos esforzamos un poco, quizá hasta encontremos destinatarios precisos, ¿no cree?