El "Mexican Moment"

27-01-2014 09:19

Otra vez. Se leen y se escuchan comentarios llenos de optimismo sobre la marcha esperada de la economía mexicana hacia los próximos meses y años. El presidente Enrique Peña Nieto fue la semana pasada al Foro Económico Mundial en Davos, Suiza -quizá el espacio mas importante de reflexión, pero también de promoción, sobre el futuro de las inversiones y las políticas públicas en el mundo- a reforzar expectativas sobre lo que al inicio de su gobierno se le llamó el “Mexican Moment”. Ahora, con la reforma constitucional en la mano sobre la apertura del sector energético al sector privado, Peña Nieto fue a tierras suizas a pregonar que el “Mexican Moment” es una realidad. Podría decirse que el objetivo de “venta” propuesto por la Presidencia se hubiera cumplido a cabalidad, si no hubiera sido por el tropiezo con el tema de la inseguridad y la violencia que puso en aprietos al Presidente en un foro de esa relevancia.

De cualquier manera el “Mexican Moment” ha regresado. Se busca que Mexico se convierta en un país de moda a partir de la venta de expectativas macroeconómicas al mundo; aunque los detalles finos de la economía aún no estén enlistados, y mucho menos atendidos. Se trata de que los invitados lleguen a la sala, aunque el resto de la casa aún siga en desorden. ¿Qué con el estado de derecho, con el desempleo crónico entre los jóvenes, con la extendida informalidad, con la corrupción en las esferas públicas locales o con la desigualdad que se ha profundizado?

Se requiere internalizar el “Mexican Moment”.

 

SÍGALE LA PISTA…

SE HUNDE ARGENTINA. Apenas el 15 de enero pasado le decíamos aquí que la economía argentina se estaba hundiendo con una inflación que rozaba el 30%, con un peso que se debilita día a día y que en el mercado negro se cambiaba a 11 por dólar y, por lo consiguiente, con una caída incesante de sus reservas internacionales que algunos estiman llegarán a 20 mil millones de dólares al final del año, si bien les va. Apenas una semana después de aquel comentario, el gobierno de Cristina de Kirchner no soportó más la presión sobre las reservas y flexibilizó parcialmente su política de control de cambios dejando de intervenir el mercado, con lo que el peso se devaluó hasta los 8 por dólar, desde los 6.6 pesos que se cotizaba hace dos semanas. Una devaluación de 22%. Pero las presiones sobre las finanzas argentinas en los mercados financieros globales no han cesado y continúan por la debilidad de las finanzas públicas que obliga al gobierno argentino a pagar elevadas tasas por su deuda. De allí que los inversionistas ven al peso argentino en niveles no menores a 11 por dólar, lo que implicaría una devaluación de 35% adicional a la de la semana pasada. Las alternativas reales del gobierno se agotan con un nivel de reservas insuficiente, por lo que habrá que seguir con atención a la débil economía argentina, cuya situación ya está generando oleadas especulativas en los mercados emergentes, incluyendo a México.
PUMAS ¿ASALTO A LA UNAM? Un reportaje de Mauricio Romero, publicado en la revista Contralínea (“Pumas, ni un peso para la UNAM”), vuelve a poner sobre la mesa un tema ya muy reiterado en los últimos años: la rendición de cuentas sobre el uso de los recursos públicos. Si el equipo de los Pumas no es propiedad de la Universidad Nacional Autónoma de México, sino de una asociación privada (Club Universidad Nacional A.C.), integrada por grandes empresarios del país, como lo muestran los documentos, muchos aficionados habrán resultado engañados con aquello del “espíritu universitario”, cosa -por cierto- no menor. Lo grave es que intereses privados se beneficien de los recursos públicos, sin nada a cambio. El rector José Narro deberá dar una explicación convincente.