Expectativas poco alentadoras

08-01-2014 11:17

A la par del reinicio de actividades en este nuevo año, también se presentó la primera ‘fotografía’ sobre las expectativas económicas no oficiales para 2014.

El resultado general que arrojó la encuesta realizada por la dirección de estudios económicos de Banamex no es muy alentador y, de alguna forma, desnuda la realidad económica esperada por los intermediarios financieros del país, más allá del encendido discurso de los políticos una vez que se aprobaron las reformas constitucionales el año pasado.

La encuesta que ayer dio a conocer Banamex ofrece dos resultados relevantes que merecen comentarse:

Primero. Existe una natural cautela con las expectativas de crecimiento económico para este 2014, después del completo fracaso de los pronosticadores del crecimiento económico durante el año pasado (en enero de 2013 el consenso esperaba un crecimiento de 3.50%, pero al finalizar el año su estimado de crecimiento del PIB es apenas de 1.30%). Ahora estiman un crecimiento del PIB de 3.40% -ligeramente menor que la encuesta de diciembre pasado que mostró un pronóstico de 3.42%- con una gran dispersión en las expectativas de los encuestados, desde el 2.40% esperado por Vector, hasta el 4.20% de CIBanco. Un rango amplio que revela la incertidumbre que nuevamente campea la actividad económica para el año, no solo por la volatilidad económica internacional diagnosticada, sino también por la confusión que existe en el ámbito político sobre la implementación de las reformas constitucionales aprobadas y su incidencia en las decisiones de inversión en el sector privado.

A diferencia del pronóstico del gobierno de 3.90% para el año, los dos grandes bancos españoles asentados en México son relativamente pesimistas: Santander espera un crecimiento del PIB de 3% y BBVA Bancomer de 3.10%, mientras que los canadienses de Scotiabank no son mas optimistas, con 3.27%; mientras que los estadounidenses de JP Morgan pronostican 3.40%. Incluso Banorte –el banco que preside Guillermo Ortiz, ex gobernador del Banco de México- espera solo 3.30% de crecimiento económico para el año. De los grandes bancos asentados en el país, solo Banamex, con 3.80%, y el inglés HSBC, con 4.10%, acompañan al pronóstico oficial de 3.90% de la secretaría de Hacienda. En general, la cautela sobre los resultados económicos para el año es evidente y más bien existe una ligera inclinación al pesimismo respecto del discurso del gobierno.

Segundo. Los analistas del sector privado son pesimistas sobre el comportamiento de los precios en el ya concluido 2013 y en el 2014 que inicia. Según el consenso de la encuesta, 2013 cerró con una inflación de 3.94% -muy superior a la expectativa original de 3.79% de enero del año pasado- aunque la cifra oficial se develará mañana cuando INEGI dé a conocer los resultados de la inflación a diciembre pasado. Pero lo relevante es que para este año se espera una inflación también elevada -de 3.90%- con una presión inflacionaria relevante derivada principalmente de los cambios tributarios que se reflejarán en una inflación subyacente de 3.40%, muy superior al 2.80% esperada para 2013.

Así que, de acuerdo a los resultados de la encuesta realizada a los especialistas de la economía, en este año se debe esperar una combinación de mayores precios en productos y servicios y un crecimiento aún poco vigoroso de la economía. Como decíamos antier aquí mismo: A pesar de los discursos, la terca realidad también se impone en 2014.