El Observador

El engaño del Buen Fin

05-12-2013 10:08

Hay dudas razonables de que durante el Buen Fin los comercios hayan vendido más que el año pasado, como lo dijeron oficialmente los comerciantes organizados y el gobierno federal a través de la Secretaría de Economía.

Las dudas subsisten a pesar de que la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo -Concanaco- en boca de su presidente, Jorge Dávila Flores, dijo el 21 de noviembre pasado que sí, que el Buen Fin “superó todas las expectativas” y que, a tres días de concluido el programa de descuentos, las ventas se habían estimado en 173 mil 620 millones de pesos, lo que significó un crecimiento de 16% respecto del año pasado.

Pero los datos estimados que ofreció la Confederación -con un evidente apresuramiento- son confusos y hasta engañosos, lo que imposibilita sacar conclusiones convincentes sobre lo que realmente ocurrió. No sabemos, por ejemplo, cómo la Concanaco calculó el monto total de las ventas en miles de negocios en todo el país, con la rapidez con la que lo hizo y si arrojo una cifra con mucha “precisión”.

Incluso, asumiendo que el estimado de las ventas del Buen Fin en este año es más o menos correcto, tampoco sabemos si éstas son comparables con las del año pasado, porque eso depende de la cantidad de tiendas que participaron en el programa de descuentos en este año y el pasado. Es probable que el estimado de más de 173 mil millones de pesos en ventas que se reportó, corresponda a un mayor número de tiendas participantes respecto del año pasado; lo que -de ser así- implicaría que las tiendas participantes no vendieron, necesariamente, más que el año pasado.

De hecho, es el caso de Walmart, que al ser la mayor cadena comercial del país nos da una idea aproximada de lo que ocurre con el resto del comercio formal al detalle en México. Pues bien. Las ventas consolidadas de Wal Mart, Sam’s Club, Suburbia y Bodega Aurrerá -tomando en cuenta el mismo número de tiendas- apenas crecieron 0.4% anual durante el mes de noviembre -con el Buen Fin incluido- de acuerdo con el reporte que ayer dieron a conocer a sus accionistas. Una cifra decepcionante, que no es para echar las campanas al vuelo; no por lo menos como lo hicieron los líderes de la Concanaco, quién sabe con qué propósitos.

Es cierto que las ventas de Walmart crecieron significativamente en noviembre respecto a las de octubre y septiembre, que fueron los meses con las caídas anuales más fuertes en el año; pero de ello no se deriva que las ventas de noviembre hayan sido extraordinarias. Veamos una medición mucho más precisa que ofrece la propia empresa y que nos da una idea de lo que ocurrió en el comercio al menudeo durante noviembre: En las ventas correspondientes a las cinco semanas comprendidas entre el 26 de octubre y el 29 de noviembre (que comprende al Buen Fin que se llevó a cabo del 15 al 18 del mes), respecto de las mismas semanas del año pasado, las ventas de Walmart cayeron 2.5% a tiendas iguales.

Algunos dirán que si bien Walmart es la mayor cadena de comercio al detalle del país, no se pueden inferir conclusiones generales para el comercio a partir de sus cifras. No exactamente, pero por el tipo de mercancía predominante que se ofertó en el Buen Fin y por la capacidad de compra, de distribución y de mercadotecnia del gigante comercial, sí se pueden inferir tendencias generales hacia el resto de los supermercados y de las grandes cadenas comerciales.

Las primeras cifras serias que se ofrecen sobre las ventas comerciales, no respaldan lo dicho apresuradamente por el líder de la Concanaco acerca de los resultados del Buen Fin. De una cámara empresarial que pretende ser creíble ante la opinión pública se esperaría, más que explicaciones, resultados -cifras- responsables.

Comentar