El Observador

Política tributaria: de cabeza

04-11-2013 00:00

Una percepción bastante generalizada entre la población sobre el pago de impuestos se puede resumir así: Es injusto para los que menos tienen, es complejo en su entendimiento, es oneroso en su carga, no se observan beneficios tangibles de su pago, existe una alta desconfianza en que el gobierno cumpla con la provisión de servicios a cambio de lo que recibe, y no existen incentivos para su cumplimiento.

En suma, en el ámbito de las políticas públicas, la política fiscal parece ser la más alejada del ciudadano entre todas aquellas que implementa el gobierno. Y la razón principal se deriva de la relación costo-beneficio entre ambos: “¿Por qué he de pagar impuestos o más impuestos, si no tengo un beneficio tangible, directo, por hacerlo?”

En la edición de noviembre de la revista Nexos, Maria Amparo Casar resume bien los resultados de una encuesta que realizó Buendía y Laredo en julio de 2012 por encargo del SAT/SHCP. La encuesta se realizó semanas antes de que el gobierno federal presentara al Congreso diversas propuestas de alzas de impuestos. Me parecen relevantes por lo menos cuatro de los resultados de la encuesta que pintan de cuerpo entero la lejana y distorsionada relación entre gobierno y ciudadanos en materia de impuestos y sus beneficios:

Primero.- El 61% de los mexicanos piensa que se pagan demasiados impuestos, el 45% “dice preferir pagar menos aun cuando reciba menos servicios”. 67% de los encuestados “está algo o totalmente de acuerdo con la afirmación de que los políticos utilizan el dinero de los contribuyentes para beneficio propio, y 55% con que pagar mas impuestos no sirve porque el gobierno no daría mejores servicios”.

Segundo.- 64% cree que el sistema de impuestos beneficia a los más ricos y es injusto con los que menos tienen, y solo el 16% admite que los impuestos son un medio para distribuir mejor la riqueza.

Tercero.- El 70% piensa que el castigo por no pagar impuestos señalado por la ley “se aplica de manera diferencial y opera en contra de los que menos tienen”.

Cuarto.- Ante la disyuntiva de vender un producto con factura pagando el IVA o hacerlo sin factura y ahorrárselo, casi seis de cada diez encuestados prefirió la segunda opción en una clara muestra de la disposición a evadir al fisco. “77% piensa que en México hay mucho o bastante fraude” y 89% “declara conocer las formas para llevarlo a cabo”.

No hay duda: La política tributaria está de cabeza.

SÍGALE LA PISTA…

  • Momento de cambios en los medios de comunicación antes de finalizar el año. Anoche se presentó la renovación del portal informativo Milenio.com que encabeza el periodista Carlos Puig y que pertenece al Grupo Milenio del empresario regiomontano Francisco González Sánchez y que dirige su hijo Francisco González Albuerne. Mientras tanto en su aniversario número 20 (1993-2013) que se celebra el próximo 20 de noviembre, se espera que el Grupo Reforma, que preside Alejandro Junco de la Vega, devele el nuevo diseño del ya tradicional diario que se edita en la Ciudad de México y que ya requería una natural actualización. También se espera la presentación del proyecto multimedia del grupo periodístico que en la Ciudad de México dirige Lázaro Ríos y que tendrá un fuerte énfasis en la televisión digital. Y si se cumplen las promesas, El Financiero, propiedad del empresario Manuel Arroyo, también presentaría su proyecto de televisión en mancuerna con Bloomberg, así como el rediseño del diario especializado que le compró en diciembre pasado a la familia Cárdenas Estandía. Mientras tanto el Grupo Mac Multimedia, de Luis y Anuar Maccise -que editan diarios como Rumbo de México, Capital de México, el deportivo Estadio, el diario en inglés The News, entre otros; y gestionan Radio Capital y Green TV- está en plena ebullición interna después de su alianza de contenidos con el español Grupo Prisa que preside Juan Luis Cebrián. Mac prepara una reorganización de su oferta de contenidos que pronto dará a conocer. Como se ve, viene una avalancha de cambios en los medios.

Comentar