El Observador

¿Volverá Banxico a bajar tasas?

02-10-2013 00:00

Casi un 70% de los 35 grupos de analistas encuestados por el Banco de México, pronosticó que la Junta de Gobierno del banco central volverá a reducir, por tercera vez en el año, su tasa de referencia de aquí al final de este 2013.

Recordemos que el 8 de marzo pasado el Banco de México redujo la tasa de fondeo interbancario objetivo en medio punto porcentual, de 4.5% a 4%. Posteriormente, apenas el 6 de septiembre pasado, el banco central sorprendió a buena parte de los inversionistas al volver a anunciar un nuevo recorte de esta tasa de referencia del mercado ahora de 25 puntos base, llevándola a 3.75%.

Y en la más reciente encuesta que realiza el banco central una gran mayoría de analistas –mexicanos y extranjeros- mostraron su convencimiento de que la Junta de Gobierno volverá a reducir la tasa de interés de referencia en la próxima reunión de política monetaria del 25 de este mes o del 6 de diciembre próximo –que son las dos reuniones que restan en el año- para llevarla muy probablemente hacia 3.50%, de acuerdo a las propias expectativas para la tasa de fondeo interbancario. De hecho la encuesta que realiza Banamex también arroja una resultado similar con un pronóstico de tasa de fondeo de cierre de año en 3.50%.

Así que desde el sector privado se calcula como inminente una tercera reducción de la tasa de referencia de mercado, con lo que recorte acumulado en este 2013 sumaría 1.5 puntos porcentuales; un tercio de la tasa con la que inició el año.

Una nueva reducción de tasas podría explicarse por la debilidad de la economía, a pesar de que algunos indicadores recientes ya muestran una ligera recuperación en los últimos dos meses. Los datos que ayer se conocieron sobre los ingresos por remesas (+1.1% a tasa anual) al mes de agosto, así como la recuperación que muestra el Indicador IMEF manufacturero al mes de septiembre (+0.4, hacia 49.9 puntos) si bien son indicios de una mejoría incipiente de la economía en el tercer trimestre, aún muestran la debilidad que prevalece especialmente en el sector industrial. Los datos recientes sobre el sector de la construcción, así como los ingresos tributarios al mes de agosto también confirman la debilidad de la recuperación al tercer trimestre, haciendo válidos los pronósticos de un crecimiento económico de 1.4% para el año que arroja la encuesta de Banxico.

Pero los riesgos para el crecimiento se han incrementado. Si bien se espera una fuerte inyección de recursos desde el presupuesto público para reactivar la economía, la volatilidad financiera derivada de la decisión de política monetaria de la FED y la decisión de política fiscal del Congreso de EU, así como la incertidumbre sobre el futuro de la reforma fiscal en México que ocupará buena parte del último trimestre del año; son factores que aletargan la inversión y juegan a contracorriente de una recuperación económica efectiva.

De allí que la debilidad de la economía siga siendo el factor central para justificar una nueva reducción de tasas; según se puede desprender de la encuesta a los analistas. La secretaría de Hacienda ha lanzado mensajes recientes en ese sentido e incluso el propio Jesús Cano Vélez, director de la Hipotecaria Federal, pedía “una política monetaria congruente”.

Pero la decisión la deberá tomar una Junta de Gobierno dividida que -de acuerdo a la última reunión de política monetaria del 6 de septiembre- votó 3 a  2 a favor de la reducción de la tasa de referencia. Entre los argumentos en contra de la decisión se planteó la incertidumbre y volatilidad financiera derivada de la decisión de la FED, así como potenciales afectaciones a la estabilidad de los precios. Situaciones, ambas, que, por cierto, no han cambiado y quizá, se han agudizado últimamente.

Solo un voto de la Junta cambiaría el sentido de la decisión el próximo día 25.

Comentar