Todos por México ¿Más de lo mismo?

30-04-2018 13:09

¿Hasta qué punto se puede distinguir al PRI y sus aliados de su candidato?

El formalismo nos dice que en la elección presidencial del 2018 se votará a las personas, no a los partidos, por lo que debemos seleccionar con todo cuidado, objetividad y prudencia los mejores perfiles individuales. Sin embargo, la realidad muestra que los candidatos están asociados a grupos de poder, por lo que no se vota sólo por los individuos, sino por la colección de intereses que los acompañan. Al final serán ellos los que nos gobernarán, de forma que, al votar, no cabe ser negligentes, autocomplacientes o irresponsables frente a esta realidad.

Pese a lo anterior, es legítimo preguntar cuál es el peso relativo de los compromisos colectivos frente a los atributos del individuo. Para la coalición PRI-PVEM-NA, Todos por México, el documento registrado ante el Instituto Nacional Electoral que motiva y plantea sus acciones en caso de llegar al poder, es revelador al respecto. La Plataforma Electoral y Programa de Gobierno 2018-2024 COALICIÓN PRI-PVEM-NA, presenta un diagnóstico de los problemas del país que parecer ser una concesión a quien impulsa a José Antonio Meade, mientras que las propuestas parecen ser todas suyas. A continuación me concentro en lo concerniente al desarrollo y la política sociales.

El diagnóstico, disperso en el documento, comienza planteando un punto de partida: hoy, México es un país cada vez más prospero, incluyente y solidario. Entre sus avances se encuentra el Modelo Educativo necesario para el triunfo de los niños y los jóvenes en el siglo XXI. Para sustentar esta visión, no se cita ningún análisis nacional o internacional (en materia social, sólo hay una cita a la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos).  Sin embargo, el documento declara que “Somos también autocríticos y reconocemos que hay realidades que nos duelen...”  y son estas fallas económicas y sociales específicas las que hay que cambiar.

 

Te puede interesar: Pregunta a menores de 45 años ¿Qué significa expansión económica? - Texto de Fausto Hernández

 

De acuerdo al documento, el desempeño económico menor al esperado proviene de resistencias a la economía abierta y competitiva, pero son indudables los avances en materia de inclusión social y combate a la pobreza. Sugiere que una mejora en el acceso a la alimentación, educación, salud y vivienda, y la inclusión de las personas a la actividad productiva, generará igualdad de oportunidades, evitará se reproduzcan privilegios, que el esfuerzo determine el éxito y exista movilidad y justicia social. En otras palabras, fortalecer la continuidad económica y ajustar la política social actual permitirá que 44 de cada cien mexicanos en pobreza salgan de ella y haya prosperidad compartida.

Las propuestas para alcanzar un crecimiento que derrame sus beneficios son varias. Más allá de la estabilidad económica y la preservación de las reformas sectoriales, se propone promover el desarrollo regional siguiendo el ejemplo marcado por las Zonas Económicas Especiales (áreas confinadas con estímulos fiscales a la actividad empresarial y al libre mercado). También se propone focalizar mejor el gasto público, dando mayor atención a la primera infancia y a la educación media superior, y compactando los programas sociales mediante una mejor coordinación institucional. Estas son acciones que no requieren grandes recursos, sin embargo hay propuestas realmente ambiciosas.

 

Lo que se esperaría fuera la fortaleza de un funcionario altamente preparado y con amplia experiencia en el sector público, la detección puntual de los problemas nacionales y sus causas, está ausente.

 

Meade se propone la construcción de un Sistema Único de Salud que acabe con la fragmentación y la desigualdad en la provisión de sus servicios. Esto sería complementado con un piso de Seguridad Social Universal, que incluya seguros laborales y de desempleo, pensión, guarderías y acceso a vivienda. Hecho correctamente, esto requeriría una reforma fiscal para aumentar la recaudación en al menos el equivalente a 2.4 puntos del PIB (más info aquí). Desafortunadamente, el plan del ex-secretario de Hacienda no menciona ni una sóla vez la palabra impuestos, es decir no hay especificidad alguna respecto a cómo financiaría sus propuestas.

En suma, lo que se esperaría fuera la fortaleza de un funcionario altamente preparado y con amplia experiencia en el sector público, la detección puntual de los problemas nacionales y sus causas, está ausente. El diagnóstico, consciente o inconscientemente, se leé como una recopilación de logros, anhelos y abstracciones que dejan muy en alto la figura del presidente Enrique Peña Nieto. En cambio, las propuestas de política social parecen ser sólo del candidato del PRI, provenientes de un verdadero, aunque oculto, diagnóstico, en donde, si bien predomina la idea de continuidad, hay implícitamente una diferenciación notable respecto a lo hecho por esta administración.

Si hubiera que resumir la idea central que anima la propuesta de política social de la coalición PRI-PVEM-NA, esta sería la de eliminar los obstáculos al mercado para insertar productivamente en ellos el capital humano de los individuos y que la política social afine su funcionamiento, y en aspectos centrales se reestructure. Esto de ninguna forma es más de lo mismo, sino lo mismo con más.

 

Twitter: @equidistar