El presupuesto de egresos del nuevo gobierno

18-07-2018 11:18

Como resulta común en transiciones sexenales el proyecto del presupuesto de egresos para el año entrante se conforma, desde ahora, por las administraciones saliente y entrante. Veamos algunos rubros del gasto del 2019, según lo adelantado por el propio Andrés Manuel López Obrador.

En materia de gasolinas se anunció la construcción de dos refinerías y la rehabilitación de seis más. Según la consultora Lazard, el costo de una refinería es de 10 mil mdd y su rehabilitación la mitad. Conservadoramente esto tendría un impacto de 50 mil mdd en el sexenio, es decir 166 mil mdp anuales. Las refinerías se inaugurarán en el mismo año en que Alemania prohibirá la fabricación de autos que consuman gasolinas.

En los ingresos por IEPS, se propone una disminución de este impuesto y el ajuste del precio de las gasolinas con la inflación. Esto último distorsionaría al mercado toda vez que el precio de las gasolinas no depende directamente de la inflación, el ajuste inflacionario a la gasolina repercutirá en la inflación y cuando el precio real de la gasolina sea superior al precio oficial, el gobierno deberá subsidiar la diferencia con recursos fiscales.

En temas de gasto social, se lanzará el programa “Aprendiz” con un costo anual de 112.3 mil mdp y el incremento al doble a las pensiones de adultos mayores que costaría -para los 15 millones de beneficiarios- un total de 270 mil mdp, cantidad que se incrementará a 360 mil mdp para el 2020 por el crecimiento esperado de este sector poblacional. Estas partidas presupuestales no incluyen la extensión de la pensión universal a los pensionados del ISSSTE ni el costo del censo de jóvenes beneficiarios y el del mecanismo para su reparto mensual.

 

En los ingresos por IEPS, se propone una disminución de este impuesto y el ajuste del precio de las gasolinas con la inflación. Esto último distorsionaría al mercado toda vez que el precio de las gasolinas no depende directamente de la inflación

 

De igual modo, aún está por definirse el gasto que se destinará para que instituciones educativas den cabida a los estudiantes rechazados por falta de cupo, en rubros tales como la nómina de maestros, aulas, materiales y personal administrativo.

Tan sólo duplicar la oferta académica de la UNAM (sin incluir inversiones en instalaciones) representaría un monto adicional superior a los 30 mil mdp en gasto corriente. Imaginemos el costo de las 100 universidades ofrecidas por AMLO.

En materia de austeridad, la venta del avión presidencial (adquirido con financiamiento a 15 años) implica que, en tanto no se venda, deberá cubrirse la deuda por 6.1 mil mdd equivalentes al 80% de su valor. Este ahorro tendrá que reducirse con el costo y logística de vuelos comerciales, sumados a los de los traslados y mudanzas de funcionarios cuyas dependencias se pretenden descentralizar, dispersión burocrática que tendrá un alto costo económico.

La desaparición del Estado Mayor Presidencial por un nuevo cuerpo de seguridad, la mudanza a Palacio Nacional, la conversión de Los Pinos en museo y la disminución de sueldos de altos funcionarios para redistribuirlos en los de menor rango no se traducen en ahorros netos. El único ahorro real anunciado es la eliminación de las pensiones a ex-presidentes.

Con el ofrecimiento de no incrementar impuestos, parece que este gasto cercano al billón de pesos de recortes prometidos se financiará, necesariamente, con deuda.

 

Twitter: @erevillamx