Economía

Nuevo plan de infraestructura de Biden impulsará recuperación industrial en México

La aprobación del billonario plan, en manos de la Cámara Baja estadounidense, favorecerá a constructoras y manufactureras de exportación mexicanas.

18-08-2021 08:00 Por : Arena Pública
El incremento de demanda a las manufacturas de importación podría dar la vuelta a la tendencia negativa de los últimos meses. (Foto: Gobierno de México)
El incremento de demanda a las manufacturas de importación podría dar la vuelta a la tendencia negativa de los últimos meses. (Foto: Gobierno de México)

La economía mexicana tendrá un nuevo impulso desde su vecino del norte, gracias al nuevo plan de infraestructura que aprobó el Senado de los Estados Unidos.

Luego de tres meses de negociaciones, el Senado aprobó el megapaquete de inversión de Joe Biden, y aunque el monto de 1.2 billones de dólares es casi la mitad de los 2.5 billones originalmente propuestos, la masividad del monto tendrá efectos económicos no solo sobre EU, también sobre México particularmente en la industria de la construcción y de manufacturas de exportación. 

La aprobación inicial del plan -que todavía debe pasar por la Cámara Baja estadounidense- llega en el momento en que la industria mexicana se está desacelerando según el Indicador Mensual de la Actividad Industrial (IMAI) al mes de junio, por lo que las nuevas inversiones servirán como un nuevo impulso. 

Tan solo de manera inmediata a la aprobación del plan, las acciones de varias empresas líderes del ramo de la construcción repuntaron en los mercados bursátiles, ante un futuro panorama positivo.

Caterpillar, la empresa de maquinaria pesada, lideró los incrementos en la Bolsa de Valores de Nueva York (NYSE) con un incremento de 2.48%, seguido por Quanta Services, empresas de servicios de infraestructura, con 2.35% y General Electric, firma de infraestructura eléctrica, con 2.29%. 

Las acciones de las compañías mexicanas también reaccionaron a la noticia. La empresa de infraestructura Orbia fue la más beneficiada al recibir un impulso de 3.02%, seguida por las cementeras Cementos Chihuahua (1.33%) y Elementia (1.23%), quienes verán extendido su periodo de crecimiento ante mayores compras de cemento a los altos precios que existen hoy en día.

Cementos Mexicano (Cemex) será otra de las compañías beneficiadas por el plan. Maher Al Haffar, CFO de las empresa dijo que esperan un incremento de 20 a 30% en la demanda de cemento desde EU, lo que incrementará sus venta por encima de los 2,145 millones de dólares (MD) logrados durante el segundo trimestre del año. 

El buen recibimiento del plan por parte de estas empresas se debe a la naturaleza del mismo, que contempla 550 mil millones de dólares (MMD) de nuevas inversiones a lo largo de cinco años para carreteras, puentes, internet, tuberías de agua y otras obras públicas.

Alrededor de 120 MMD estarán destinados a la renovación para transporte público, ferrocarriles y  la construcción de una red de estaciones de carga para vehículos eléctricos; otros 110 MMD serán para construir 173 mil millas de carreteras (278, 416 km) y la renovación de 45 mil puentes en malas condiciones.

Quanta, GE y Orbia están particularmente interesadas en los proyectos de acceso a Internet en áreas remotas y de modernización de la red eléctrica que contarán con una inversión de 65 MMD cada una, así como en la infraestructura de agua potable a la que fueron destinados 55 MDD.

El senador independiente y presidente de la comisión de presupuestos Bernie Sanders, destacó en su Twitter que el megapaquete es el "proyecto de ley más importante para los trabajadores, los ancianos, los enfermos y los pobres desde FDR (el presidente Franklin Delano Roosevelt) y el New Deal de los años 30".

Nuevo impulso a las manufacturas

El nuevo paquete también dará una mano a la industria manufacturera de exportación de México, que ha tenido un desempeño favorable gracias a la demanda estadounidense.

La Cámara de la Industria de Nuevo León (Caintra NL) dijo que las nuevas inversiones estadounidenses fortalecerán las cadenas de valor internacionales, principalmente en la fabricación de materiales, negocios que se concentran en el norte del país.

El tema es tan relevante para la economía mexicana que incluso el canciller Marcelo Ebrard y la secretaria de Economía Tatiana Clouthier, viajarán el próximo 9 de septiembre a un Diálogo Económico de Alto Nivel con la vicepresidenta Kamala Harris, en el que uno de los puntos a tratar será la relocalización de las cadenas de suministro.

Desde meses atrás, el sector inmobiliario de espacios industriales ya se encontraba en una racha de alta demanda debido a que varias empresas internacionales estaban buscando su capacidad de deslocalización (off shoring), con el objetivo de aprovechar los beneficios de la mano de obra mexicana y de la alta demanda estadounidense.

De acuerdo con la consultora inmobiliaria Solili, al cierre del segundo trimestre de 2021 el incremento en la demanda de espacio industrial fue de 35%, más del doble del 15% que se estimaba. La ciudad que más destacó fue Monterrey, y además de la capital del país, destacaron otras tres ciudades del norte: Tijuana, Saltillo y Ciudad Juárez. 

“Visto del lado del PIB sería la actividad industrial la que se beneficiaría en mayor medida; y visto por componentes de la demanda agregada, las exportaciones tendrían un fuerte impulso, generando superávits en la balanza comercial” comentó Alain Jaimes, analista económico de la firma de análisis bursátil Signum Research.