El alto costo de las relaciones laborales

la otra reforma de PEMEX

03-08-2013 19:33 Por : Arena Pública

Casi 19 mil demandas contra Pemex se han presentado ante la Junta de Conciliación y Arbitraje. Y a ello agréguele que entre diciembre de 2011 y diciembre de 2012 la paraestatal, que dirige Emilio Lozoya Austin, incrementó de ocho mil 430 millones de pesos a nueve mil 900 millones el fondo destinado a contingencias judiciales, en donde además de los juicios laborales también se contemplan los recursos para responder ante eventuales demandas mercantiles como la del consorcio Conproca, que se atiende en tribunales de Nueva York.

Pero en el caso de los juicios laborales preocupan las razones de las contingencias previstas por la paraestatal y que más de 800 abogados internos y subcontratados se ocupen de atender -y de cobrar, por supuesto- por las diligencias necesarias en demandas que en la mayoría de los casos pierde la paraestatal.

Pemex -reconocen funcionarios y ex responsables de Recursos Humanos de la paraestatal- es una de las empresas más demandadas por sus trabajadores, sobre todo los de confianza, quienes hasta ahora no han logrado obtener el reconocimiento pleno de organizaciones sindicales que han impulsado ante la Secretaría del Trabajo. Una de ellas es el Sindicato Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros, que encabeza Moisés Flores Salmerón.

Los trabajadores de confianza de Pemex, en su mayoría técnicos altamente calificados, aseguran que muchos de sus derechos laborales no se respetan porque trabajan largas jornadas, viajan a zonas de alto riesgo, además de que son obligados a aceptar el adelanto de sus pensiones a cambio de sostener servicios médicos en los hospitales de la paraestatal. Son más de 30 mil trabajadores de confianza a quienes se les ha invitado a afiliarse al sindicato que, por ahora, sólo representa a unos mil colaboradores de Pemex.

Fue a finales de 2008 cuando Alberto Amador Leal, ex diputado federal y actual coordinador estatal de la Secretaría de Gobernación en Veracruz, impulsó una iniciativa para reformar la Ley Orgánica de Pemex con el propósito de evitar que decisiones de funcionarios provocaran litigios laborales costosos para la paraestatal.

El objetivo era fincar responsabilidades patrimoniales a los funcionarios que ejecutaran rescisiones de contrato de manera injustificada a través de la adición de un párrafo cuarto al artículo 5 de la Ley Orgánica de Pemex.

La iniciativa que se presentó ante la Comisión de Energía no fue aprobada pero ahora que Pemex necesita el consenso de todos sus trabajadores -sindicalizados o de confianza- para aprobar el nuevo esquema para sus pensiones, también sería necesario que esos funcionarios rindieran cuentas por el deterioro en el ambiente de trabajo y en las relaciones de Pemex con su personal.

 

…HAY PRIORIDADES

La negociación del contrato colectivo de trabajo con el sindicato petrolero que encabeza Carlos Romero Deschamps avanza a marchas forzadas. No sólo se trata de los desencuentros técnicos y actuariales que podrían presentarse con la Dirección Corporativa de Finanzas que lleva Mario Alberto Beauregard Álvarez, sino de temas políticos. Y es que la atención de Romero Deschamps estuvo concentrada en las elecciones locales y en la disputa por las diputaciones. Hay prioridades.

MÁS INFORMACIÓN: Crecen 49% pasivos laborales de Pemex. Romero Deschamps y Lozoya en negociación para reformar pensiones, nota de Arena Pública de junio 3 de 2013.

MÁS INFORMACIÓN: ¿Cómo serían las AFOREs de los petroleros?, nota de Arena Pública de junio 3 de 2013.

OPINIÓN: El joven Lozoya, columna El Observador de mayo 14 de 2013.