Gobiernos y Finanzas Públicas

Diferencias entre INE y Trife abren una peligrosa ruta de conflictos en la elección: Arturo Sánchez

11-04-2018 14:57

"Lo que una democracia quiere es tener la certeza de que el 1 de julio sepamos quién es el siguiente presidente de México. Pero no", afirma el ex consejero del INE

Arturo Sánchez fue consejero del INE y es decano de la Escuela de Gobierno y Transformación Pública del ITESM Agrandar
Arturo Sánchez fue consejero del INE y es decano de la Escuela de Gobierno y Transformación Pública del ITESM

Los mexicanos acudirán el 1 de julio a una elección presidencial en medio de un ambiente crispado por la corrupción, la violencia y la incertidumbre del vecino del norte atizada por el presidente Trump.

Pero, por si fuera poco, no es lo único. La decisión que el lunes 9 tomó el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (Trife) de validar el ingreso de Jaime Rodríguez -mejor conocido como “El Bronco”- como el quinto aspirante a la presidencia de la República, en contra de la opinión del Instituto Nacional Electoral (INE), le añade una dosis adicional de incertidumbre y –lo peor- de desconfianza al proceso electoral.

Así, el conflicto ha asomado la cabeza en una incipiente democracia, como la mexicana, en la que las sospechas de manipulación del voto y la desconfianza en las autoridades electorales, siguen presentes en el electorado.

Desde el sábado 31 de marzo –fecha en la que formalmente iniciaron las campañas electorales- compiten tres candidatos de diversas coaliciones partidistas –Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Anaya, y José Antonio Meade- y una candidata independiente, Margarita Zavala.

Sin embargo, según determinación del Trife instrumentada por el INE, también entró este martes en la contienda Jaime Rodríguez como candidato independiente. Incluso la decisión del Trife abre la puerta para que Armando Ríos Pitter también llegue a la boleta electoral en los próximos días, en su calidad de candidato independiente, a 83 días de la elección. El conflicto entre los consejeros del INE y los magistrados del Trife en materia de interpretación de la ley y sus consideraciones ya tuvieron consecuencias.  

“Lo que una democracia quiere es tener la certeza de que el 1 de julio sepamos quién es el siguiente presidente de México. Pero no; será hasta septiembre (cuando lo sabremos) que es la fecha límite en la que el Tribunal (Trife) puede validar la elección presidencial; y eso genera incertidumbre”. Lo anterior lo dijo en entrevista Arturo Sánchez Gutiérrez quien fue consejero del INE hasta abril de 2017.

“No creo en esas interpretaciones del Tribunal, creo más bien en la buena forma en la que el INE construyó estos acuerdos y que conducían a una solución clara y certera de lo que está ocurriendo” responde sobre la determinación del Trife en la que desestima la resolución del INE y coloca a “El Bronco” en la boleta electoral, levantando una polvareda de críticas en las redes sociales.

 

será hasta septiembre (cuando lo sabremos) que es la fecha límite en la que el Tribunal (Trife) puede validar la elección presidencial; y eso genera incertidumbre

 

Entrevistado en su oficina del Campus Santa Fe del Tecnológico de Monterrey en el que se desempeña como Decano de la Escuela de Gobierno y Transformación Pública, Sánchez Gutiérrez advierte en varias ocasiones que esta decisión del Trife alimenta el conflicto electoral.

“El problema es tener certeza de cuál es el camino jurídico que van a seguir ambas instituciones. Lo que se vio en el caso del ‘Bronco’ es que no había certeza. Todo el mundo asumió un resultado diferente después de que el Tribunal invalidó las fotocopias como una forma de presentar firmas, de que desechó alegatos del ‘Bronco’ en contra del director ejecutivo de prerrogativas y partidos políticos, de que el Tribunal había dicho que la aplicación era válida para recopilar firmas.

Ahora resulta que, tras la audiencia del ‘Bronco’, la aplicación no funcionó, que el director de prerrogativas hizo mal en dar a conocer cierta información, que hubo una conferencia de prensa que no debió haber ocurrido y que no se había dado derecho de audiencia”, argumenta Sánchez quien también fue consejero del extinto Instituto Federal Electoral entre 2003 y 2010. El olor a consideraciones extra jurídicas en las decisiones del Trife se asoma en las afirmaciones del ex consejero del INE.

 

El problema es tener certeza de cuál es el camino jurídico que van a seguir ambas instituciones. Lo que se vio en el caso del ‘Bronco’ es que no había certeza

 

Critica la conformación de los miembros del actual Trife, electos por el Senado y cuyos periodos fueron modificados por la Suprema Corte, y pone sobre la mesa la falta de transparencia del Tribunal.

“Esta composición del Tribunal modifica los criterios que estaban vigentes anteriormente, por ejemplo, la forma en que fiscaliza el INE y pone sus sanciones es modificada una, otra y otra vez por el Tribunal Electoral.

Pero viene el caso de Coahuila en el que el INE dice en tres ocasiones que se violaron los topes de gastos de campaña y en las tres ocasiones el Tribunal dice que no. Ahí hay un divorcio claro y una concepción de criterios que pone al Tribunal en el caso de Coahuila y el Estado de México en tela de juicio.

Lamentablemente para el Tribunal esas elecciones beneficiaban a un mismo partido y eso es, aunque no sea el caso, una proyección de una imagen que no es correcta para una autoridad electoral por que no se transparenta”

El camino hacia el 1 de julio y después, se ha convertido en uno sinuoso y caprichoso. Lleno de sorpresas porque no se conocen los criterios que adoptarán las autoridades del poder judicial sobre los resultados de la elección. A pesar de que rechaza considerar el ‘fraude’ a la vieja usanza, sí admite que se “está percibiendo algo así y eso es peligroso para la democracia”.

Sánchez Gutiérrez subraya lo que Diego Valadés, un reconocido jurista y ex ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, escribió en su cuenta de Twitter en la madrugada del 10 de abril: “La actuación del Tribunal Electoral generará muchas dudas acerca del destino de las elecciones. El derecho está dejando de ser un elemento para prever las decisiones de la autoridad”.

El derecho no nos está alcanzando para garantizar (la certeza), agregó Sánchez en aquella tarde en Santa Fe.

 

 

MÁS INFORMACIÓN: Lea la transcripción de la entrevista con Arturo Sánchez Gutiérrez

 

 

Comentar