Economía

Desconfianza en el INE al alza, a tres meses de la elección presidencial

Tras dos sexenios la confianza en el buen trabajo del INE antes IFE se partió por la mitad.

03-04-2018 18:00 Por : Arena Pública
Después de 2006 los mexicanos tienen la narrativa de que si no gana AMLO fue un fraude. Gabriel Flores Romero / algunos derechos reservados.
Después de 2006 los mexicanos tienen la narrativa de que si no gana AMLO fue un fraude. Gabriel Flores Romero / algunos derechos reservados.

Tras dos sexenios la confianza de los mexicanos en el INE, instituto que organiza las elecciones, se ha partido por la mitad.

Durante 2006, cuando aún era llamado Instituto Federal Electoral (IFE), esta institución poseía la confianza del 65% de los ciudadanos, en 2017 ya solo tiene la del 35%, esto de acuerdo con un análisis del ambiente electoral del grupo financiero Citi.

Tales números son equivalentes a decir que de cada tres ciudadanos en el país solo uno confía el buen trabajo del -desde 2014- Instituto Nacional Electoral y dos desconfían de él.

La baja en esta confianza no es exclusiva de México que, dicho sea de paso, es con sus bajos números uno de los países que más confía en su instituto electoral en Latinoamérica.

Los números de la organización Latinobarómetro son muy similares a los mostrados por Citi, pues para 2017 la organización reportó una confianza del 33% entre los mexicanos, misma que esta por debajo de Uruguay (51%), Costa Rica (46%) y Perú (38%), los tres con mayor confianza de entre 18 países encuestados.

 

Te puede interesar: Tráfico de bases de datos del INE, detrás de la venta de firmas para independientes,  15 de enero de 2018. 

 

desconfianza en conteo rapido ine durante 2012

Boletas para elección presidencial de 2012. Fuente: Gabriel Flores Romero / algunos derechos reservados. 

 

A nivel regional la confianza entre los electores latinoamericanos ha sido minada. En 2006 la confianza estaba en el 51%, en 2017 cayó hasta el 29%, mostrando así el grave deterioro en los procesos electorales de la zona, agrega la organización en su informe de 2017.

Si bien la creación de un instituto electoral fue completamente aplaudido en México, ahora el mismo INE, que resulta la representación máxima del ejercicio democrático, se encuentra peleando para recobrar la confianza de los electores.

El 2006 fue un año clave en la vida del entonces IFE que mermó la confianza en la institución, con un margen de 0.6 puntos el representante del PAN, Felipe Calderón, se convirtió en presidente con 35.89% de los votos, frente a un Andrés Manuel López Obrador que obtuvo 35.29% de la preferencia representando al PRD.

 

Te puede interesar: Los políticos tratan al elector como idiota, entrevista con Luis Carlos Ugalde, 26 de marzo de 2018. 

 

Durante esa ocasión Luis Carlos Ugalde fungió como presidente del IFE, quien en entrevista para Arena Pública aseguró que “después de la elección el mayor riesgo es la legitimidad del nuevo gobierno. Dependiendo quién gane y por cuánto, un riesgo es que el nuevo gobierno inicie en condiciones de fragilidad institucional, de desconfianza e incredulidad”.

 “El tema de la legitimidad [como problema] lo tuvimos ya en 2006 y lo tuvimos parcialmente en 2012” continuó Ugalde, quien fue removido de su puesto como consejero y presidente del IFE en 2007 tras la primera elección presidencial de AMLO a la que el candidato llamó un “fraude”.

 

Elecciones 2009 desconfianza en el ine

Llamado a voto nulo en el entonces Distrito Federal. Foto: Eneas De Troya /algunos derechos reservados. 

 

Y es que el expresidente del IFE -ahora INE- asegura que tras dos elecciones presidenciales los mexicanos ya tienen una posible narrativa sobre la legitimidad del trabajo de la institución según se den los resultados.

Si no gana López Obrador, habrá un problema de legitimidad sea quien sea quien gane, porque ya está construida así la narrativa en un segmento del 30% de la población. Para ese segmento si no gana López Obrador es porque hubo fraude, irregularidades, conspiración y ese núcleo de población no va a aceptar el resultado”.

Pero no solo el INE está en la mira y en la desconfianza en estos comicios, también lo está el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, pues es el quien resuelve todas las controversias que se generen en materia electoral como las impugnaciones de los resultados.

Y junto con este también la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) que se ha vista cuestionada en su autonomía tras la destitución de Santiago Nieto como titular mientras llevaba a cabo una investigación solo posibles sobornos a Emilio Lozoya cuando era asesor de la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto por la constructora Odebrecht.

 

MÁS INFORMACIÓN: Citi Research, A Primer on Mexico’s 2018 Presidential Election. 

MÁS INFORMACIÓN: Informe Latinobarómetro 2017.